TRIBUNA

0
106

AMLO, símbolo de la dignidad y la honestidad valiente
Isaías Colunga Morales
En su afán por posicionar en el ánimo de los ciudadanos de bien, el proyecto alternativo de nación para rescatar y transformar a México, el fin de semana que concluyó, Andrés Manuel López Obrador, Presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), realizó por Tamaulipas, una gira de trabajo, durante la cual dejó una vez más de manifiesto su liderazgo de masas, sustentado en el carisma personal, pero también en el profundo conocimiento de la realidad socioeconómica, política e histórica de México y su catálogo de propuestas para revertir el estado de cosas que han sumido en la desigualdad a millones de mexicanos.
Como en el resto de los estados y municipios que más de cinco veces ha recorrido el político tabasqueño, dejó constancia del interés que por escucharlo tienen los mexicanos que, de manera espontánea acuden a sus eventos. Hay que decirlo, no hay quienes asistan bajo la motivación de la torta, del refresco, de la dádiva o la falsa promesa de una chamba. Signo distintivo también es el perfil de la mayoría de quienes acuden; en el interactuar con ellos, se percibe determinado nivel académico, profesional, reflexivo y analítico, inclusive en algunos representantes de medios de comunicación quienes, para mejor cumplir su desempeño, se informan, se documentan para tratar de ser éticamente consecuentes.
Muchos de quienes asistieron para escuchar el ideario del exjefe del gobierno defeño, en el pasado reciente (sexenalmente hablando), fueron inclusive ciegos simpatizantes y hasta militantes del PAN, del PRD o el PRI, pero que, defraudados por las desvergonzadas y sínicas prácticas de corrupción y deshonestidad, hastiado de ellos, confían hoy en la alternativa política que -igualmente- para millones de ciudadanos significa MORENA y Andrés Manuel López Obrador, como inminente candidato a la presidencia de la República.
En este contexto, valga destacar que la esencia del mensaje político de AMLO en esta gira, fue una y otra vez subrayado el propósito renovador de la moral pública en el combate y erradicación de la corrupción y la impunidad.
Consustancial a lo anterior son las acciones contempladas en su plataforma política y su programa de acción que, en lo inmediato, hace una semana fueron evidentes y son plausibles porque nos hablan de acciones congruentes, aunque duelan en el bolsillo:
Tal vez mis tres lectores no lo recuerden, porque desafortunadamente cuando se trata de acciones de los funcionarios de elección o por designación del Movimiento de Regeneración Nacional, son poco o nada reconocidas o por el contrario, vistas como acciones “demagógicas”. La semana pasada, los 500 diputados federales de todos los partidos, fueron objeto de entrega del aguinaldo y bonos por conceptos a todas luces injustificables y que por tanto podríamos considerar como canonjías o dádivas gratuitas, disfrazadas y que en conjunto hacen la bonita suma de 418 mil pesos por cada diputado, no obstante, valga señalar que los 34 que integran la fracción parlamentaria de MORENA, solamente aceptaron los 142 mil que estrictamente les corresponde por concepto de aguinaldo, rechazando los restantes 278 mil.
Igualmente rechazaron desde el principio de la legislatura el seguro de gastos médicos mayores, argumentando que no es justo que mientras miles de familias carecer de servicios médicos- asistenciales y que quienes los reciben es de manera deficiente, con muchas carencias como escases de medicamentos y con instalaciones muy deficientes, los miembros del Congreso y la alta burocracia recibe atención de lujo y hasta en instituciones en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos.
Consecuentes con los principios de austeridad y medianía republicana, los diputados de MORENA, igualmente han rechazado viajar al extranjero -cuando sea necesario-, en primera clase, así como restringir a lo meramente necesario los viáticos requeridos.
Una más: toda la bancada de morena acordó también, que el 50 por ciento de sus ingresos por concepto de “dieta” (sueldo), sea entregado a la administración de las cuatro universidades, que creó MORENA, para cubrir parte de sus necesidades operativas. De paso, es de subrayar que en actitud solidaria con el proyecto educativo y cultural, destacados intelectuales y académicos que lo han sido en la UNAM, en la UAM o el Politécnico Nacional, de la talla del ingeniero Javier Jiménez Espriú, exsecretario general de nuestra máxima casa de estudios; el maestro Bernardo Batiz ex miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas, también de la UNAM; el politólogo Raúl Trejo Delarbre, de Ciencias Políticas; otro catedrático es Jorge Armando Navarrete, ex canciller mexicano; en tanto, Elena Poniatowska, periodista y escritora, también asiste como conferencista y asesora acaddémica, por mencionar solo a algunos.
En contraparte a los mencionados principios de honestidad, los prístas y panistas no solamente gozan de excelente pensión vitalicia, sino también de varios guaruras y servidumbre que el Estado les paga. Estas canonjías alcanzan ya a los exgobernadores, como Egidio Torre, Yarrington y Eugenio Hernández, en Tamaulipas, pero igual es regla generalizada en otras entidades de perfil PRIANISTA
Por su parte, el presidente Peña -según investigación realizada por Proceso-, puso de moda entre sus colaboradores el gran negocio de las liquidaciones, pues en lo que va de su sexenio ha realizado medio centenar de cambios entre los miembros de su gabinete y en todos los casos el pago por concepto de “liquidación” han sido de escándalo, millonarias en algunos casos, por haber servido solamente entre uno, dos o tres años como funcionarios, mientras que a los maestros y otros trabajadores de la federación, que han trabajado durante 30 años o más, además de regatearles su pensión jubilatoria, todavía les aplican impuestos y otras confusas y dudosas deducciones.
Conocer las acciones éticamente morales de los políticos del Movimiento de Regeneración Nacional y las inmorales de los PRIANISTAS, nos permite constatar en el terreno de las realidades que las tesis expuestas por López Obrador son consustanciales a sus convicciones que ponen en el centro de su Proyecto de Nación la corrupción y la impunidad como los principales lastres sobre los cuales debe de orbitar la honestidad valiente en el ejercicio del gobierno que pretende encabezar a partir del 2018.
Comentarios y sugerencias al correo electrónico lisaias67@hotmail.com

Se certificó que el correo no contiene virus.
Comprobada por AVG – www.avg.com
Versión: 2016.0.7924 / Base de datos de virus: 4728/13577 – Fecha de la versión: 11/12/2016