TRIBUNA

Cuba, en la ruta del capitalismo
Tercera y última parte
Por Isaías Colunga Morales
Con el arribo de Raúl Castro Ruz al poder en el 2006, se empezó a trazar en Cuba la ruta hacia el mercado, ante el fracaso del socialismo, emblema con el cual surge y triunfa la Revolución cubana a finales de 1958, pero que no alcanza a coronar el éxito deseado como sistema económico y de gobierno anhelado por Fidel, Camilo y El Che..
Ante el quebranto del proyecto socialista y con ello la aceleración  del deterioro social, el gobierno revolucionario contempló como alternativa paulatina a la crisis, abrirse al mercado, gradualmente, primero, en su ámbito interno, al autorizar a los cubanos a ofrecer servicios de hospedaje, alimentos, de transporte y diversión nocturna (antros) y de guía a turistas, en tanto, que en el plano de las grandes inversiones, las abre al capital europeo, principalmente en el rubro hotelero, tanto en la capital, la Habana, como en destinos turísticos de playa como Varadero, Camagüey, Cienfuegos y algunos cayos contiguos a la Isla.
Precisamente este año, en el corazón de la Habana vieja, se inició la construcción de lo que será el hotel más grande y alto, de 42 pisos, con 565 habitaciones, en tanto que para otras provincias se contemplan desarrollos turísticos integrales en las provincias arriba señaladas que en total contempla la construcción de 25 mil cuartos, de aquí al 2030. Paralelamente, también se abre el espacio aéreo a líneas de bandera norteamericana como “United” y “Southuest”; vuelos chárter y apertura a cruceros procedentes de todo el mundo al puerto, con derecho de estadía a los turistas. Además de la concurrencia con mayor frecuencia de las principales líneas aéreas de Europa. Asimismo, apertura a arrendadoras de autos y a agencias virtuales de turismo de todo el mundo.
Paralelamente, “por razones humanitarias”, singular acuerdo firman los expresidentes Obama y Raúl Castro, durante la visita del primero a Cuaba, para que ciudadanos cubano-norteamericanos visiten la Isla y, que también puedan enviar dinero (dólares) a sus familiares radicados en territorio cubano, para lo cual, igualmente, el gobierno de la Habana autorizó el establecimiento de Western Unión y otras casas de cambio, estratégicamente  ubicadas en el aeropuerto de la Habana y en otros lugares turísticos.
Otras concesiones al capitalismo son perceptibles en inversiones de otra índole como la de nuevas tecnologías de la información, cinematográfica (Rápido y furioso), industria química y farmacéutica, agroindustria y pesquera.
Renglón importante de divisas para La Habana, son también la concurrencia y permanencia de aproximadamente cinco mil estudiantes para cursar carreras en la Universidad de la Habana, y grados académicos en las diferentes disciplinas, en sus institutos de estudios superiores, sobre todo en especialidades médicas.
Dado el reconocimiento internacional a la medicina cubana, de una década a la fecha, exporta servicios médicos y asistenciales a varios países, como México, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay, Nicaragua, Chile, entre otros, lo que le permite obtener importante ingreso de divisas.
La suma de todas estas reformas de carácter capitalista, le ha permitido al pueblo y gobierno cubano solventar medianamente sus necesidades, pero también es cierto que se está estratificando a la población, al empezar a establecer diferencias socioeconómicas si tomamos en cuenta que la moneda de curso corriente en la Isla es el peso cubano cuya paridad respecto del dólar o CUC (peso cubano convertible), como le llaman a la divisa norteamericana que se toma como patrón de cambio, es del orden de 25 por uno. Esto pone en desventaja a los ciudadanos que como máximo ganan 40 dólares al mes, igual a mil pesos cubanos, notoriamente insuficientes para atender sus necesidades mínimas elementales, no obstante, el apoyo del Estado a través de los suministros que en alimentos básicos les hace mensualmente y para lo cual tienen una tarjeta de registro.
En tanto, los cubanos cuyas actividades laborales las desempeñan en el área de los servicios al turismo, si bien el pago que reciben del Estado –no olvidemos que en Cuaba casi todo es propiedad de éste y por tanto paga en pesos-, también es cierto por la naturaleza de sus servicios al turismo, éste regularmente los gratifica con las llamadas propinas que en uno solo día, pueden superar lo que en un mes reciben como salario por parte del Estado-gobierno, aún denominado como socialista.
Contradictoriamente a las tesis ideológicas que plantea el socialismo respecto de la igualdad social (no hay clases sociales), esta disparidad de ingresos, está creando una clase media, perceptible ya, sobre todo en lugares turísticos tanto de playa como en la ciudad. Un ejemplo, un turista europeo entrega 10 CUC (10 dólares), como propina a quien le sirvió como guía todo un día, cantidad que equivale a un sueldo de una semana de un profesionista médico o de 15 días de un burócrata del Estado. Por otra parte, ello está generando un sentimiento de resentimiento en los estratos laboralmente asalariados bajo el esquema del peso cubano.
El retiro de Raúl Castro, por motivos de edad de la Presidencia del Gobierno y el arribo de su relevo, Miguel Días-Canel, vendrá a fortalecer al socialismo de mercado, en su ruta final hacia el capitalismo
Estos cambios manifiestos en tangible realidad están desdibujando el romanticismo que durante décadas alimento tanto a cubanos como a extranjeros, quienes imbuidos en esa corriente ideológica expansiva en América y en particular en Latinoamérica en los 60 y 70, creímos con el espíritu del alma que el socialismo sería el aire renovador de la esperanza para construir una sociedad más igualitaria, equitativa y justa en nuestro Continente y en todo el mundo.
No obstante, sería ruin regatear el esfuerzo titánico de esa singular población que, a pesar de 60 años de aislamiento comercial y diplomático, y la amenaza de ser invadida territorialmente, mantuvo valientemente el carácter de la Cuba rebelde ayer, hospitalaria hoy y ¡Heroica Siempre! Sugerencias y comentarios al correo electrónico lisaias67@hotmail.com