Seguidor de Trump golpea a camarógrafo de la BBC

 

EU.- La cadena británica BBC pidió el martes a la Casa Blanca revisar las medidas de seguridad, luego de que uno de sus camarógrafos sufrió un ataque durante un mitin de Donald Trump.

El camarógrafo de la BBC Ron Skeans fue agredido el lunes en la noche por un simpatizante de Trump mientras gritaba consignas contra los medios, durante el mitin del presidente estadounidense en El Paso, Texas.

Skeans salió ileso y el hombre, que llevaba una gorra con la leyenda “Make America Great Again” (Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo), fue apartado por un bloguero del sitio pro-Trump Frontline America que lo sacó del área ocupada por los medios de comunicación.

Paul Danahar, editor de la Oficina para Estados Unidos de la BBC, dijo en Twitter que le había pedido a Sarah Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca, una “revisión completa de las medidas de seguridad después del ataque de esa noche”.

“El acceso al área de los medios no fue supervisado” dijo Danahar. “Nadie de las fuerzas de seguridad intervino antes, durante o después del ataque”.

Danahar rechazó un comunicado de la campaña de “Trump para Presidente”, que expresó su agradecimiento por “la rápida acción de los agentes de seguridad y las fuerzas de seguridad”.

“No hubo una rápida acción para prevenir o interrumpir el ataque por ninguna agencia de seguridad”, dijo el editor.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca condenó el ataque.

“Nos sentimos aliviados de que está vez nadie resultó seriamente herido”, dijo el presidente de la asociación Olivier Knox, al señalar que Trump “debería dejar absolutamente claro a sus simpatizantes que la violencia contra los reporteros es inaceptable”.

Información y privacidad de Twitter Ads

En tanto, Sanders dijo que el presidente “condena todos los actos de violencia contra cualquier persona o grupo de personas, incluidos los miembros de la prensa”.

“Pedimos que todos los que participen en un evento lo hagan de una manera pacífica y respetuosa”, continuó.

El corresponsal de la BBC en Washington Gary O’Donoghue, quien estaba cubriendo el evento de El Paso, dijo que su camarógrafo había sido empujado por el atacante no identificado, “después de que el presidente instigara repetidamente a la multitud por la supuesta parcialidad de los medios”.