Se quejan de pestilencia en puestos de la ‘Allende’

Donde también acuden viciosos y malvivientes que se han apoderado de esta plaza
Por Hugo Clemente Morales
Familias que viven en los alrededores de la Plaza Allende se quejaron ayer de las condiciones insalubres en las que operan los puestos de comida instalados en ella, la cual además, se ha convertido en nido de roedores, emitiendo olores pestilentes , donde también acuden viciosos y malvivientes que se han apoderado de esta plaza.
Lo anterior fue declarado por el señor Jesús Medina Estrada, propietario de un negocio establecido en la calle Once esquina con Independencia, quien señaló que la próxima autoridad municipal tendrá la responsabilidad de sanear todo este lugar y de ser posible, desalojar a todos los puestos de comida ahí establecidos desde hace más de 12 años, para que la Plaza Allende vuelva a ser un centro de recreación familiar.
Medina Estrada responsabilizó al ex alcalde Baltazar Hinojosa Ochoa, de haber autorizado el establecimiento de esa gran cantidad de puestos de comidas insalubres y que la plaza haya dejado de ser un centro de reunión de las familias, ya que actualmente se encuentra convertida en nido de ratas y de viciosos malvivientes.
El entrevistado manifestó que Baltazar Hinojosa, siendo alcalde, fue el responsable de haber creado este enorme foco de infección que ahora padecen los vecinos, señaló, porque si bien es cierto, qué el barrio la capilla no goza de muy buena reputación, en este barrio vivimos familias honestas, honradas y trabajadoras que hemos contribuido con mucho para el desarrollo y embellecimiento de Matamoros, dijo.
Agregó que el ex alcalde Hinojosa Ochoa, se pasó por el arco del triunfo el Código Municipal, porque para autorizar el establecimiento de estos puestos de comida, debió haber cambiado el uso de suelo.
Ahora los vecinos que vivimos aquí, tenemos que estar soportando diariamente los fétidos olores que despiden las alcantarillas del drenaje sanitario, que se encuentra tapado por los residuos de comida que deliberadamente arrojan los propietarios de estos puestos.
No solo eso, sino que también se han detectado infinidad de roedores que salen por la noche a comer los residuos y se meten a las casas particulares, sin contar que por otra parte, los viciosos prácticamente se han apoderado de la plaza y lo que fue en años anteriores un lugar atractivo, al que iban las familias, ahora está abandonado, invadido por viciosos y malvivientes, dijo el entrevistado.
Opinan los vecinos que ahora va a ser muy difícil quitar a todos estos puestos que aparte de de no ofrecer un buen aspecto ocupan todo un lado de la plaza.
Nada brillante fue la idea del ex alcalde Baltazar Hinojosa Ochoa, de autorizar la instalación en los alrededores de la plaza Allende una gran cantidad de puestos de comidas en un lugar insalubre