Se despide cónsul con carta en Nuevo Laredo

Se espera que el diplomático termine sus actividades en los próximos días y viaje a Bruselas, Bélgica donde continuará su trabajo encaminado a mejorar las relaciones entre Estados Unidos y el país europeo

Nuevo Laredo, Tamaulipas. – Luego de tres años como gestión al frente del Consulado de Estados Unidos en esta frontera, el cónsul Philip Linderman, a unos días de marcharse escribió una carta en la que agradeció a los neolaredenses por el trato que le dieron y por la apertura que se tuvo en la ciudad hacia él y su esposa.

Se espera que el diplomático termine sus actividades en los próximos días y viaje a Bruselas, Bélgica donde continuará su trabajo encaminado a mejorar las relaciones entre Estados Unidos y el país europeo.

Linderman se ha identificado como un cónsul, sumamente activo y envuelto en las cuestiones sociales de Nuevo Laredo, participando en gran cantidad de actividades culturales, deportivas, sociales y políticas.

Kate Flachsbart será quien llegue en su lugar, la cual viene de prestar sus servicios en Alemania y se espera llegue a Nuevo Laredo en el mes de agosto
.
A continuación, la carta completa escrita por Philip Linderman:

Nuevo Laredo, Tamaulipas. 18 de junio de 2018

Estimados amigos:

Se acabó mi tiempo como Cónsul de Estados Unidos en Nuevo Laredo. Hace casi tres años de mi llegada a esta ciudad y puedo decir con certeza que la grandeza de esta ciudad se compone de la calidez y amabilidad de su gente, he conocido a personas muy dedicadas, de gran carácter, líderes y lideresas de diversos sectores. Gracias por acompañarme a mí y a mi esposa durante estos tres años. Gracias por trabajar con nosotros en equipo y por su amistad.

Mi trabajo como diplomático es principalmente representar a los Estados Unidos y cuidar de los intereses de los ciudadanos estadounidenses; sin embargo, considero que esta posición debe facilitar la comunicación, cooperación y competitividad entre nuestros países. Es por eso, que durante mi estancia ha sido de gran importancia gestionar entrenamientos entre agencias de seguridad en Eagle Pass, Del Rio y Laredo, Texas para funcionarios mexicanos y fomentar el estado de derecho a través de cursos y conferencias para abogados.

La fortaleza de un país es su gente, por lo que para mí fue un honor ver a tres generaciones de nuevos líderes formarse dentro del Consejo Juvenil del Consulado y poder apoyar el empoderamiento de la mujer a través del Foro de Mujeres. Agradezco a mi esposa Patricia por su apoyo e interés legítimo en esta iniciativa. Más de 15 personas destacadas son ahora ex becarios del Departamento de Estado gracias a los programas de intercambio en Estados Unidos.

Aprecio a los cientos de estudiantes, asociaciones civiles y funcionarios quienes con gran interés acudieron a nuestros cursos y seminarios. También quiero expresar mi respeto y admiración para mis amigos en los medios de comunicación. El amor a su profesión explica su gran trabajo para cumplir con la responsabilidad que tienen en esta ciudad.

Agradezco a mi gran equipo de trabajo del consulado por su profesionalismo y entrega, son excelentes ciudadanos mexicanos y para mis colegas estadounidenses: espero poder coincidir o servir con ustedes en otro país. Sin su colaboración y la de cientos de neolaredenses no hubiera sido posible la edificación de nuestro nuevo consulado recientemente inaugurado en abril del año en curso y que refleja el interés, la solidez y el compromiso de mi gobierno con el Estado Mexicano.

Neolaredenses: ha sido un honor servir en su ciudad, conocer su historia y disfrutar su comida, la amistad y la cordialidad de su gente. Como diplomático es común despedirse de país en país. Pero México y su cultura se quedan conmigo para siempre.

Afectuosamente.
Phillip Linderman