Entre polémica, Maki Ortiz de Reynosa busca reelección

0
82

Entre los señalamientos contra la alcaldesa destaca que su esposo, Carlos Ruiz, es propietario de varios negocios en la zona roja de Reynosa donde también se vende droga

REYNOSA.- A pesar de enfrentar severas críticas, en medio de imputaciones por ilícitos de familiares por negocios donde se ejerce la trata de personas, uso y venta de drogas, y otras irregularidades, la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez se registró ayer como precandidata al gobierno de Reynosa.

A 24 horas de que concluya el proceso interno del Partido Acción Nacional en Tamaulipas, la presidenta municipal acudió ante la Comisión de Procesos Internos para presentar su documentación que avala sus aspiraciones a ampliar por tres años más su gestión al frente de su ciudad natal.

Luego de cumplir con el protocolo de entrega, en entrevista minimizó los problemas que enfrenta en su administración por la investigación que enfrenta su esposo Carlos Ruiz Peña, por ser copropietario de un terreno en la zona roja de Reynosa, donde se ejerce la trata de personas, incluso menores de edad y venta de drogas.

Tras señalar que son calumnias y que la gente le ha pedido participar de la relección, aseguró que se encuentra arriba en las encuestas es que decidió contender al interior del PAN por la candidatura a la alcaldía.

Las controversias

En diciembre pasado se dio a conocer una carpeta de investigación en contra de su esposo Carlos Ruiz Peña, al ser propietario de aproximadamente 3 mil 900 metros cuadrados en la zona de tolerancia en esa ciudad fronteriza; en un operativo fueron suspendidas actividades de 4 establecimientos y 3 cuartos usados por sexoservidoras.

Pese a que la alcaldesa rechazó los señalamientos, un extrabajador de su cónyuge afirmó que sí administra dicho predio donde se fomenta la prostitución y venta de drogas.

El ex colaborador Abraham Medrano reconoció haber trabajado para Ruiz Peña cobrando recursos que generaba las actividades realizada en esa zona roja, en bares como, “La chamba”, “La boa”, “El chambita”, “El Paris” “El Pumita”, “El Puma”, además de cuartos de servicios de prostitución.

Otra situación que recientemente enfrentó la hoy precandidata a la alcaldía, fue que la unidad blindada oficial que utiliza en su encomienda fue detectada en una zona residencial de Mission, Texas en los Estados Unidos.

Usuarios de redes sociales y medios de comunicación locales dieron a conocer fotografías, donde se observa una residencia ubicada en el Cimarron Country Club, del vecino estado norteamericano, desde donde afirman, cruza la alcaldesa hacia Reynosa para cumplir con eventos públicos.