PLAZA

POR ERNESTO H. SALGADO

MORENA REBASA EN PREFERENCIA A PRI PAN Y DEMÁS PARTIDITOS

Solo para recordar le comento que en 2006 el 20 de noviembre, López Obrador asumió el cargo de “presidente legítimo de México” ante una Plaza de la Constitución repleta de sus seguidores.

Como lo informa su órgano de difusión 321 la elección de 2006 ha sido una de las más polémicas en la historia de México. Se alegó presunto fraude electoral, y un triunfo con un margen muy cerrado, lo que ocasionó posteriores problemas como el cierre de vialidades principales de la Ciudad de México, como la Avenida Reforma.

Calderón obtuvo 14 millones 916 mil 927 votos contra 14 millones 683 mil 096 votos de AMLO. Es decir, una diferencia de 233 mil votos. Porcentualmente Felipe Calderón obtuvo 35.89% contra 35.33% de AMLO, una diferencia de solo 0.56%.

Pese a las acusaciones de fraude electoral por parte del tabasqueño y sus seguidores, quienes exigían “voto por voto, casilla por casilla”, consigna con la que pedían el recuento total de los sufragios, las autoridades electorales dieron el triunfo al panista.

El 16 de septiembre el millón 25 mil 724 delegados que conformaban la Convención Nacional Democrática (CND), la cual fue creada como frente opositor al PAN y en defensa de los votos, nombró a López Obrador “presidente legítimo” y se acordó que su toma de protesta sería el 20 de noviembre de ese año.

Además, se le autorizó la conformación de un gabinete y establecer en la Ciudad de México la sede de su gobierno, pese a que este sería itinerante.

En ese encuentro realizado en el zócalo capitalino también se definió el plan de acción de la llamada “resistencia civil pacífica”. Entre las acciones de esa “resistencia” se encontraba una comisión nacional que buscaría impedir la toma de protesta de Felipe Calderón el 1 de diciembre de 2006.

En el evento, el tabasqueño estuvo acompañado de su gabinete alterno, el cual fue conformado por personajes como José Agustín Ortiz Pinchetti, secretario de Relaciones Políticas, Bernardo Batiz, secretario de Seguridad y Justicia, Mario Alberto Di Costanzo, secretario de la Hacienda Pública, Claudia Sheinbaum en la secretaría de Patrimonio Nacional, Bertha Elena Luján, secretaria del Trabajo y Raquel Sosa en la Secretaría de Cultura.

Estableció que el escudo de su gobierno sería el águila juarista. En su discurso denunció el fraude y la simulación “de la política mexicana”

Recordamos esos antecedentes históricos porque esta vez se cruzará la banda presidencial de manera formal en una ceremonia avalada por todas las fuerzas políticas sin amenazas de boicot como en su tiempo lo hicieron los que hoy llegan al poder. Insisto, la fortaleza de las instituciones y la verdadera madurez democrática de las fuerzas políticas está demostrada, los gritos placeros y tomas de protesta circenses quedan para el anecdotario.

En tema aparte le platico que de acuerdo a la encuesta realizada por el Financiero “ Los tres partidos políticos que dominaron la arena electoral de los últimos veinte años, el PAN, el PRI y el PRD, han perdido una gran proporción de sus seguidores luego de los resultados negativos de las elecciones de julio y ante la llegada del nuevo gobierno morenista este 1 de diciembre.”

De acuerdo con la reciente encuesta nacional, los mexicanos que se consideran a sí mismos como panistas, priistas o perredistas suman hoy el 17 por ciento del electorado nacional. Hace casi tres años, en febrero de 2016, los ciudadanos que decían identificarse con esas tres agrupaciones políticas sumaban 46 por ciento. La caída en el sentido de identidad partidaria los ha dejado en un tercio de lo que eran en ese entonces.

Los seguidores que han perdido los otrora grandes partidos mexicanos los han ganado tanto Morena como el creciente segmento de ciudadanos apartidistas. Según la encuesta, Morena cuenta hoy con una base dura de seguidores identificados que representan el 22 por ciento del electorado nacional. Con esta cifra, Morena supera lo que suman el PAN, el PRI y el PRD juntos

Es probable que algunas de las anteriores lealtades panistas también se hayan trasladado a Morena, pero la pérdida de partidarios de los tres anteriores partidos grandes también ha engrosado las filas de los apartidistas, porción del electorado que hoy es una clara mayoría de 57 por ciento. En febrero de 2016 ese segmento apartidista representaba el 40 por ciento, de acuerdo con la serie de encuestas nacionales de El Financiero.

Estas cifras deben hacer reflexionar a las dirigencias azules y tricolores, los amarillas ni para que contarlas.

Le cuento que mañana se cumplen los sesenta días que la ley de entrega recepción fija para concluir el proceso y la oportunidad para que los que reciben presenten inconformidades. En Matamoros es visible que muchas obras quedaron sin concluir, y los regidores exigen saber que compromisos asume el ayuntamiento al aceptar esas obras en el estado en que se encuentran.

Ayer estuvo en Matamoros Yahleel Abdalá, dirigente estatal del PRI, fue recibida por Gerardo de la Cruz Carrillo, líder municipal del tricolor. La ex diputada y ex candidata perdedora a la senaduría antes estuvo en Reynosa en donde afirmó que trae los calzones bien puestos y aseguró que no se le caen. Ese es su discurso ante las bases priistas.

Hoy el cabildo habrá de sesionar para discutir, aunque ya lo hicieron ayer, la ley de presupuesto de egresos para 2019 que contempla un gasto de mil quinientos millones de pesos. Efraín Encinia el secretario encabezó ayer la reunión de carácter informativo con los miembros del cabildo.

Y para finalizar le platico que la ingeniero Silvia Burgos, coordinadora en Matamoros de los programas federales del Gobierno entrante trabaja fuerte en el censo del bienestar social con lo que se beneficiarán miles de familias que habitan los llamados módulos de pobreza extrema

Compartir
Artículo anteriorDIALOGANDO
Artículo siguienteCONFIDENCIAL.