PLAZA

POR ERNESTO H. SALGADO

CONFETI DE ASPIRANTES AL CONGRESO

Héctor Escobar, Omar Masso Quintana, Juan Carlos Córdoba, Alberto Granados, Abelardo Ruiz García, Juan Patiño, Ivett Bermea, Perla Elizondo, David Bedartes, Gerardo de la Cruz, Lolis de la Garza, Jorge Rentería Campos, Silvia Burgos, Alejandro Mayer, Pedro Luis Coronado, Rafael Salas, son apenas algunos de los nombres que suenan en los diferentes partidos para postularse como candidatos al Congreso de Tamaulipas.

Todos tienen sus “asegunes” unos más, otros menos, y cada uno goza de trayectoria y militancia al interior de sus institutos políticos.

La contienda básicamente será MORENA contra PRI PAN, y la gente se pregunta ¿tendrá MORENA la fuerza para mantener la corriente a su favor después de los resultados de la elección anterior?

Para empezar, el trabajo de sus diputados federales y senadores no se ha notado, y por el contrario, sus acciones en la Cámara de Diputados y en la de Senadores ha dejado mucho que desear, votando por mantener el impuesto especial sobre las gasolinas, lo que impedirá que baje el precio del combustible, que era una de la promesas de campaña.

Otro golpe fuerte que determinará hasta donde el pueblo los seguirá es el tema de los centroamericanos, que más apartado de consideraciones humanistas tendrá que ser abordado desde el punto de vista de que es lo que más conviene a los ciudadanos de Matamoros. Y de cómo se enfrente ese tema dependerán muchos votos.

Es claro que esto podría ser subsanado si llega a la realidad la promesa de bajar el IVA en la frontera al 8 % y el ISR al 20 por ciento y homologar el precio de energía eléctrica y combustibles.

Por el lado del PRI y PAN es cosa de sobrevivencia, perder la mayoría en el Congreso significaría para el gobernador navegar contra la corriente y con vientos que no soplarán a su favor. Así que está obligado a postular a los mejores hombres y mujeres y a echar la casa por la ventana con tal de mantener mayoría que le apruebe sus iniciativas.

Los tricolores por otra parte están fritos, y su dependencia del gobierno estatal será más que visible en ésta contienda, ya que dinero del CEN no les llegará y del comité estatal menos, y los candidatos seguramente no están dispuestos a sacar de la bolsa. Para seleccionar los candidatos el PRI tendrá que preguntarles ¿QUIERE? ¿PUEDE?, porque va a ser de sacarle dinero a la bolsa propia.

A estas alturas los tricolores ya deben estar estrenando dirigencia estatal y orando para que esta no salga tan entregada al oficialismo en turno y cuando menos de palabra salga respondona.
En tema aparte Guillermo Lash, gerente de la Junta de Aguas y Drenaje de Matamoros debe ir preparando a sus protectores azules para que le busquen acomodo en otro lugar porque su posición resulta ya insostenible y ni con el apoyo de la Virgen María y San Judas Tadeo podrá quedarse en la JAD. El desbarajuste financiero y la falta de mantenimiento a sus instalaciones es evidente y la población ya no lo aguanta.

Mario López, Alcalde de Matamoros, tiene un as escondido bajo la manga que seguramente exhibirá en el momento adecuado. Y hoy la gente está con él.

Empresarios ligados con actividades del turismo sonríen cuando escuchan planes y planes del gobierno para atraer gente a nuestros destinos turísticos pero observan como frenan las acciones que realmente serían una fuente de ingresos para el sector y para el mismo Estado, como es el caso de los casinos. Centros de juego, que otros estados visionarios han aceptado y acaparado miles de millones de pesos provenientes de impuestos.

A Nuevo León acuden tamaulipecos a dejar su dinero con la esperanza de ganar algo más, lo mismo ocurre con Veracruz y en Tamaulipas en donde se puede contar con la visita de miles de texanos preferimos cerrar la puerta. Alegando banalidades como protección al gasto familiar.

Esperemos que el nuevo Congreso voltee a mirar la posibilidad de que el Estado obtenga el dinero que necesita vía impuestos, autorizando el funcionamiento de casinos, que de inmediato operarían en ciudades de la frontera, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Río Bravo.

Y mire Ud. Amigo Lector la perla que me encontré y que compartió el amigo David Ramírez: “dice la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que la consulta sobre el futuro del nuevo aeropuerto es solo un asunto político – y no legal- para tomar una decisión, pero que su resultado no es vinculante.” Así las cosas y traducido al buen romance quiere decir que la consulta es puro rollo.