PLAZA

POR ERNESTO H. SALGADO

PRI ESTATAL DE MAL EN PEOR.

Con los primero fríos del anticipado invierno, llegan señales de que intentan revivir al muerto, pero no hay quien le dé el oxígeno que requiere. De la capital del estado misteriosamente surge y corre el rumor de que la perdedora candidata al senado de la República Yahleel Abdalá, ex diputada federal por Nuevo Laredo sería la sucesora del fallido dirigente estatal Sergio Guajardo Maldonado, quien sirvió para dos cosas.

Yahleel Abdalá, como candidata se sintió avergonzada del PRI y ocultó en toda su publicad el logo del partido que la postuló, aseguraba que era más importante el candidato que el partido. El tiempo le demostró que estaba equivocada y al PRI le enseñó que postuló a una mala candidata.

Hoy, según la ola que promueve en las redes, la presentan como salvadora del PRI, nada más lejos de la verdad. En estos momentos el Revolucionario Institucional requiere liderazgo, no gerentes a cargo del negocio. El PRI está urgido de un líder que logre seguidores convencidos de una bandera.

Hoy la militancia requiere no solo ser escuchada sino tomada en cuenta.

La tarde del lunes se llevó a cabo en Matamoros una reunión a puerta cerrada de los que en esta ciudad se dicen priistas de hueso colorado.

Estuvieron presentes en la reunión celebrada en los salones de la Federación de Trabajadores, Jesús de la Garza, que el primero de octubre perdió su rol como primer priista de la ciudad, el ex diputado federal Pedro Luis Coronado, Gerardo de la Cruz Carrillo, dirigente municipal del instituto, Sergio Guajardo Maldonado, quien todavía se ostenta como gerente estatal de la marca tricolor en Tamaulipas y que será removido por falta de resultados, Homar Zamorano, ex alcalde de la ciudad, Juan Villafuerte, líder obrero y los diputados locales Mónica González, Juan Carlos Córdoba, y también Héctor Silva y de ahí para abajo una pequeña lista.

Esperan que de entre ellos surjan los candidatos a la diputación local en el proceso que terminará en julio de 2019 y la verdad está en chino.

Jesús de la Garza quien logró una gran votación como candidato a alcalde, perdió su capital político en los pocos meses que estuvo al frente de la presidencia y más va a perder cuando la nueva administración haga valer las fianzas que presuntamente depositaron las empresas contratistas favorecidas por Chuchín y que dejaron todas las obras inconclusas. Así que si repite como candidato no se espera nada bueno.

Pedro Luis Coronado, con prudencia y bajo perfil se ha mantenido en el ánimo de los colonos y de los grupos de poder que lo podrían impulsar a disputar y ganar en uno de los distritos.

Mónica González, ya diputada local podría repetir como candidata, pero no se podría asegurar que volvería a ganar. Juan Carlos Córdoba podría también repetir como candidato y sería alguien difícil de vencer.

Pero el PRI lo primero que tiene que vencer es el desanimo de su gente, los priistas ya no creen en la conducción de los que desde la oscuridad mueven los hilos del partido.

Por el rumbo de Acción Nacional las cosas no son un lecho de rosas, aquí, desde hace semanas, dimos a conocer que no habría renovación de dirigencia local porque el proceso electoral ya había comenzado y estatutariamente no era posible. Así que los grupos se quedaron colgados de la brocha y ahora tienen que empujar para que la selección de candidatos se lleve al cabo de manera abierta, democrática en donde todos los consejeros o miembros activos elijan por voto quien será el abanderado.

Héctor Escobar, Juan Patiño, Ivett Bermea, son el triangulo de oro que impulsará el dedo desde la capital del estado. De entrada Héctor Escobar hoy secretario de educación tendrá al magisterio en contra, sus acciones en la pasada contienda electoral dejaron mucho que desear y desanimaron a muchos de los operadores panistas, así que sería ir a contra corriente con ese candidato. Juan Patiño, arquitecto de profesión, ya fue regidor y diputado local, y tiene pueblo, su familia es operadora efectiva y finalmente Ivett Bermea sería la gran esperanza del panismo para ganar siquiera uno de los tres distritos que estarán en disputa en Matamoros.

Esto no deja fuera a muchos otros que por su militancia y su trayectoria en el PAN creen merecer la distinción de abanderar la causa azul en ésta contienda.

Por el lado de MORENA, serán muchos los que disputen las candidaturas y hay , ahora, mucha tela de donde cortar, porque se sumarán los de Encuentro Social, que con todo y que su partido perdió el registro representan muchos cargos dentro de la administración municipal y esto significa votos, muchos sufragios. Anote de entrada a Silvia Burgos, coordinadora de programas federales, Jorge Rentería, ex regidor y activo operador, Antonio Granados hoy secretario de Bienestar social, Alejandro Mayer activista de MORENA y la lista seguiría creciendo conforme avance el tiempo.

En otro canal le cuento lo que me comparte mi amigo el gran periodista Miguel Picazo que recordaba lo que su padre le decía: “Oye hijito, nosotros estamos como los carros viejos” ¿Cómo papá? A los pinches carros les compones una cosa y se les descompone otra, así estamos, a estas alturas del partido, así que hay que protegernos bien del frío.

Y ahora pónganse a temblar y no de frío sino de miedo. El embajador de Honduras en México informó que la caravana de centroamericanos continuará su recorrido por Oaxaca, Veracruz y Tamaulipas, para finalmente intentar cruzar la frontera y llegar a McAllen, Texas, Estados Unidos y muchos, muchísimos buscarán su paso por Matamoros, así que aquí estarán y representarán una carga muy pesada para la sociedad y el gobierno municipal. Será tanto o igual que un desastre natural y con anticipación el gobierno de Mario López se está preparando para recibirlos, atenderlos, brindarles, protección, albergue, comida, atención médica y seguridad. Y todo eso tiene un costo que no pagará el gobierno de Honduras.

Esperaremos y veremos cómo se atiende el problema sin restar servicios a los matamorenses.

Y mire lo que son las cosas, los que esperaban que el salario mínimo se elevara en cien por ciento a partir de enero, ayer la futura secretaria del Trabajo, declaró que eso no será posible y que de los ochenta y tantos de hoy se elevaría posiblemente y con mucho esfuerzo a menos de ciento cinco pesos diarios.

Compartir
Artículo anteriorOpinión pública
Artículo siguienteÓPTICA POLÍTICA