PLAZA

POR ERNESTO H. SALGADO

EN COLOMBIA PERDIÓ EL FAVORITO DE LAS ENCUESTAS

Esta elección en Tamaulipas se ha convertido en un plebiscito en el que el pueblo expresará su reconocimiento a la obra y trabajo del gobierno del cambio que encabeza Francisco Javier García Cabeza de Vaca. En el lenguaje y tiempos de AMLO se estaría hablando de una elección para una revocación de mandato.

Más aún cuando es su propio hermano, Ismael, la carta fuerte que está jugando como candidato al senado de la República, cargo que disputa contra un gallo grande, Alejandro Guevara de PRI , que confiado en su habilidad aceptó, incluso, ir como segundo en la fórmula de su partido y contra un Américo Villarreal Anaya, de MORENA, quien está dando la sorpresa, tanto que ya se está hablando en todo el estado de que podría ser senador de cuatro años, porque luego se lanzaría a una nueva campaña, esa vez por el Gobierno de Tamaulipas.

Así las cosas, la contienda a nivel estatal cobra nuevo significado y se va desarrollando de acuerdo a las cambiantes circunstancias del panorama político.

En lo local la ola MORENA, está arrasando como tsunami las viejas y obsoletas construcciones que sostenían el sistema bipartidista representado por el PRI y PAN. Hoy las cosas han cambiado con la presencia de Andrés Manuel López Obrador.

Los operadores de los dos partidos antes mencionados ya no saben qué hacer en “el campo” en donde los habitantes de las colonias les dicen abiertamente que su candidato es el de MORENA. Y prueba de ello fue la concentración que lograron en una lejana colonia Las Brisas, en donde Mario López candidato a la presidencia y Américo Villarreal y Adriana Lozano lograron reunir a miles de matamorenses.

En este punto de cambio adquieren nueva dimensión personajes como Iván Puente del Partido del Trabajo, Jorge Rentería Campos y otros muchos. Iván Puente, comentando con Américo Villarreal abiertamente le ofreció su respaldo y apoyo para en su momento ir por la gubernatura. De ese tamaño están las cosas.

Por lo pronto ayer descalificó el registro vehicular que lleva al cabo el PRI y afirmó que se trata de un acto eminentemente electorero sin ninguna trascendencia legal que dé certeza jurídica a los poseedores de autos “chocolate”. No se vale engañar al pueblo, dijo Américo Villarreal Anaya.

Y ya en el rumbo del PRI el tema descansa en la operatividad de su maquinaria, que hay que reconocer Gerardo Carrillo de la Cruz la tiene bien aceitada y trabajando a todo vapor primero en la formación de su estructura electoral y más tarde en su capacitación, esfuerzo al que están dedicando todo el tiempo.

La campaña de Chuchín, el alcalde con licencia, va viento en popa y así se nota en las redes digitales y en las colonias en donde es recibido. Vamos a estar atentos como maneja los cinco días que debe dejar de hacer campaña.

Carlos García González, es hoy el candidato que lleva la delantera, no hay que perder de vista que ha resultado un candidato ganador. Como dijo Felipe Calderón “haiga sido como haiga sido” y en esta que es su prueba de fuego, está poniendo todos los huevos en una canasta.

Si alguien le está ayudando en esta campaña es su compañera Verónica Salazar que va tras la diputación federal por el IV Distrito que recibe todo un fuerte respaldo de su padre, el diputado local y santón del panismo en Matamoros Ramiro Salazar quien los fines de semana la acompaña en los recorridos por las colonias.

Y mire Ud. Lo que son las cosas. Las agendas de alguna manera reflejan el trabajo que realizan los candidatos y el que más eventos tiene programados por día es Mario López Hernández de MORENA, le sigue Jesús de la Garza con encuentros con grupos organizados y recorridos en colonias y luego Carlos García quien en su agenda generalmente se encuentra un solo acto de campaña, un recorrido en alguna comunidad.

Esto no es de alarmar, Carlos está acostumbrado a venir de menos a más y así con trabajo ha ganado por dos ocasiones la diputación federal. Así que de aquí en adelante le va a poner el triple de pilas a su campaña.

Lo que sigue no es apto para seguidores fanáticos de algún candidato, solo resalta el hecho de que las famosas encuestas son puro cuento. Su más reciente fracaso la elección en Colombia en donde perdió Gustavo Petro de la Coalición Petro Presidente, el que según las encuestadoras iba en primer lugar. Y ganó Iván Duque del Partido Centro Democrático con el 39 por ciento de la votación.

En México el mismo que mandó al diablo a las Instituciones es el mismo que hoy descansa mucha de su estrategia electoral en el resultado que dan a conocer encuestadoras que nunca le han atinado a nada, pero que hoy lo ubican como puntero en la aceptación popular. Ya lo vivió en el pasado, Calderón le ganó cuando era tercero en las encuestas y Peña Nieto le ganó estando también abajo en la preferencia electoral. En ambos casos conocemos la historia, gritó que hubo fraude. Esta vez el resultado será el mismo.

En lo nacional MORENA no tiene con que ganar, en lo local va arrasar en las contiendas por el Senado, la Cámara de Diputados y varios municipios,

Compartir
Artículo anteriorHUMO BLANCO
Artículo siguiente“ ENTRE LÍNEAS “