PLAZA

0
101

POR ERNESTO HERNÁNDEZ

COMO DIGO UNA COSA DIGO LA OTRA

Esta semana Tamaulipas estará expectante del I Informe de Gobierno que rendirá como gobernador el Lic. Francisco Javier García Cabeza de Vaca, mucho tendrá que decir a los tamaulipecos sobre los logros alcanzados en las diferentes ramas de la administración pública estatal.
De entrada recibió una burocracia acartonada, viciada luego de tantísimos años ejerciendo el poder, burocracia que era el vivo retrato de la corrupción y la impunidad, dominada por oscuras complicidades que empiezan a salir a la luz con la detención en Florencia, Italia del ex gobernador Tomás Yarrington y las órdenes de captura en contra del también ex gobernador Eugenio Hernández Flores, presuntamente perseguido por la ley en Estados Unidos.
Grandes esfuerzos ha venido realizando el actual ejecutivo estatal para devolver al Estado la paz y la tranquilidad que se requieren para atraer las necesarias inversiones generadoras de empleo y sobre todo para el bienestar de los tamaulipecos.
En esa jornada tendrá sobre él los reflectores y micrófonos de todos los rincones de Tamaulipas y junto con él a los integrantes de la LXIII Legislatura encabezados por el diputado Carlos García, quien ha impulsado los cambios que dan sustento a las acciones del ejecutivo dentro del marco legal.
El 29 del presente mes escucharemos atentos sobre los avances en la obra pública y la prestación de servicios. Los tamaulipecos sabrán escuchar, corroborar y en su caso aplaudir.
Cambiando de tema, las calabazas se van acomodando y prueba de ello es que el ex regidor Ulises Ruiz que cobra y cobra bien como asesor del actual Ayuntamiento fue electo por su partido Nueva Alianza como Presidente del comité directivo municipal. Anótelo UD. como casi seguro candidato a la diputación federal por ese partido o cuando menos repetirá como regidor plurinominal.
A nivel estatal una sorpresa más fue la renuncia al PRI del Tampiqueño Eduardo Hernández Chavarría, quien renuncia esperando alguna candidatura por algún otro partido.
En el rumbo del PAN se esperan sorpresas luego de que la actual legislatura determine que va a hacer en los casos de las cuentas públicas de Matamoros y Nuevo Laredo, que están sujetas a minuciosa inspección. En el caso de Leticia Salazar Vázquez, la ex alcaldesa, le adelanto que no va a pasar nada.
Ir más fondo en el tema implicaría que su caso sea turnado a la Procuraduría General de Justicia y con ella irían de la mano quien fuera el segundo síndico Abelardo Ruiz García, primo incómodo, quien en su momento no se cansó de sacar a la luz una serie de actos corruptos de esa administración, mismos que se calló cuando lo convencieron.
Así que no creemos que el presidente de la Junta de Coordinación Política siga adelante en su persecución contra Leticia Salazar, hija del amo y señor del panismo en Matamoros, y también actual diputado local, Ramiro Salazar.
Así que para ejemplificar el que pagará los platos rotos es el de Nuevo Laredo, Carlos Enrique Cantú, él se agrega el segundo apellido del papá.
Y mire UD. quien tiene casi seguro su pase al Senado de la República es Gustavo Cárdenas, quien sabiamente brincó del PAN a Movimiento Ciudadano lo que lo mantiene con vida, políticamente hablando.
En MORENA Héctor Garza “El Guasón”, tiene un pie en la antesala de la candidatura al Senado y el arrastre de su jefe AMLO podría llevarlo a la máxima tribuna del país junto con otros muchos tamaulipecos que la van a jugar confiados en la sombra del PEJE.
Para ser tomados en cuenta para lo que viene, Leticia Sánchez y Jorge Rentería, regidores de Morena anuncian que ceden el cien por ciento de su salario de septiembre a diciembre para ayuda de los damnificados, pero aclaran que ese dinero será administrado por gente honesta y transparente de MORENA como Elena Poniatowska y otros plenamente identificados con AMLO.
Esto es damos, pero no damos, el mismo juego de siempre del dueño de MORENA, quien dice que va a donar el 20 por ciento del dinero destinado a la campaña, no dice que él va a donar un peso de su dinero ni de lo que le paga MORENA.
Este AMLO está como la Chilindrina: “como digo una cosa, digo la otra”.
Y vientos de cambio soplan sobre el CONALEP en donde se avizora por fin la salida de Ismael Colmenero convertido hoy en operador político a favor del PAN, quien no se irá cesado y menos corrido, sino que le espera una dirección a nivel estatal. Y si no al baile vamos.
Por otro lado en el PRI estatal Guajardo Maldonado va hilando poco a poco y tomando todo el control del partido en todos los municipios del Estado. Se espera que en Matamoros despierte a los priistas y los ponga a trabajar. Hace meses que ese instituto en Matamoros está inexplicablemente muerto.
El que ya asomó la cara y se deja ver es el ex subsecretario de transporte en la entidad Gonzalo Treviño, ex líder del tecnológico, ex regidor y ex director de deportes en éste municipio. Dice que vienen cosas buenas. Habrá que esperar.
Ya para terminar le cuento que Don Jesús de la Garza alcalde de Matamoros exige a su equipo redoblar el trabajo, lo que se ha hecho no es suficiente para cambiar el rostro de ésta ciudad. Hay que seguir con el mismo ritmo sin bajar la guardia.
Nadie le disputa el derecho a ser candidato del PRI a la alcaldía, por segunda ocasión, de los diputados ninguno dio el kilo y lo más seguro es que como legisladores lo único que les salió bien fue cobrar sus dietas a tiempo y completas.
Y el grupo que cobra fuerza es el grupo al que desde hace años da sombra la maestra Lupita Flores, siguen vivos y no se dan cuenta que hace mucho, mucho tiempo debieron irse, como los buenos toreros a tiempo para ser bien recordados.

 

Compartir
Artículo anteriorCONFIDENCIAL
Artículo siguienteLIBRE EXPRESION