PLAZA

0
151

POR ERNESTO HERNÁNDEZ

Le cuento que es inminente que el relevo en la dirigencia del PRI municipal se lleve al cabo en el transcurso de la presente semana, lo que pondría fin a la época del Dr. Víctor García, quien como dirigente se va con dos medallitas correspondientes al triunfo en las dos pasadas jornadas electorales que le tocó coordinar como presidente del tricolor en Matamoros.
Suenan fuerte Roberto López líder la FTSE, con quien se tiene “un compromiso” pero en política todo es circunstancia y hoy son otros tiempos y otros actores, así que no hay que creer mucho en el cumplimiento de esos “compromisos”.
Omar Masso Quintana, joven valor de la política local que hoy tiene a su cargo importante dirección en la administración municipal.
Mario Tapia, quien ya en alguna ocasión fue dirigente del PRI local, y goza de buena fama en lo social y al interior del partido.
Gerardo de la Cruz Carrillo, ex oficial mayor en el Ayuntamiento, ex delegado de Fomento Económico del gobierno del Estado en Matamoros, y actual regidor del cabildo.
Hay otros jóvenes como Rafael Salas, también regidor y promesa del partido.
Por supuesto la vieja guardia también tiene prospectos, pero desgraciadamente todos, por cuestión generacional, están identificados y traen el sello puesto de los que ya no están, uno identificados con Tomás Yarrington, otros con Baltazar y Geño.
El secretario adjunto a la Presidencia del CDE, Daniel Sampayo está identificado con TYR, y en ésta su primera gestión dará color y veremos hasta donde llega su compromiso con ese grupo.
Entre paréntesis le platico que la noche del 15 la plaza Hidalgo, frente al Palacio Municipal en Matamoros se encontraba a “reventar”, no cabía ni un alfiler, y bajo la óptica del compañero Ángel Virgen, esto es significativo del grado de aceptación que el alcalde Jesús de la Garza tiene entre la población.
En México (vi el “Grito” por televisión) las cosas salieron bien para el presidente Peña, el Zócalo lleno, la alegría desbordante y el mandatario muy propio y preocupado por la suerte de los mexicanos en Chiapas y Oaxaca.
Las cacacallas de los eternos disconformes, frustrados y descontentos fueron sepultadas por el público apoyo de los asistentes al Presidente de México.
Se trataba de celebrar el 207 aniversario del inicio de la lucha armada por la independencia de México y fue una emotiva celebración, Viva México, Viva Tamaulipas, Viva Matamoros. Y estas Vivas solo salen bien vestidas de tricolor.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorSIN CENSURA
Artículo siguiente La@Red