Pide obispo actuar con prudencia en el conflicto obrero

 En la negociación de la revisión de los contratos colectivos

 

Juan Martínez

El obispo de la Diócesis de Matamoros, Andrés Lira Rugarcía, hizo el llamado tanto a los obreros como a la parte patronal para que actúen con prudencia en la negociación de la revisión de los contratos colectivos para que al final todos resulten beneficiados, incluso la misma comunidad.

Entrevistado ayer al concluir la misa que se realizó en la Iglesia Catedral de Nuestra Señora del Refugio a las 11:30 de la mañana y en donde en la homilía diera un mensaje con relación a la situación laboral que se vive actualmente en Matamoros, externó la postura de la Iglesia ante la problemática que actualmente preocupa a toda la comunidad y a los mismos inversionistas.

“Muchos de nuestros laicos o son trabajadores o son empresarios, es una situación que nos inquieta a todos porque no solamente de ello depende el presente sino el futuro, por eso hicimos esta convocatoria que gracias a Dios tuvimos muy buena respuesta y para pedirle a Dios que nos ayude”, expresó.

En el mensaje a los trabajadores, empresarios y representantes de los distintos organismos de ese sector, subrayó que la prudencia es una virtud que dispone para discernir el verdadero bien y elegir los medios adecuados para llevarlo a cabo y que hace posible tomar decisiones realistas, responsables y coherentes.

A la misa asistieron el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Rogelio García Treviño; el presidente de la Confederación de Patrones de México, Juan Carlo Hernández, entre otros.

En otro de los puntos de esa reflexión hizo hincapié en recordar que aunque en ocasiones las partes puedan considerarse como antagonistas, en realidad a los trabajadores y a los empresarios los une la misma responsabilidad: generar espacios de trabajo digno y útil para la sociedad.

En el evangelio acompañaron al obispo los vicarios: Roberto Sifuentes y Armando Pérez como a los sacerdotes Francisco Gallardo y Pedro Contreras, este último párroco de la Iglesia Catedral de Nuestra Señora del Refugio.

“Hay que tomar conciencia de que las decisiones de hoy tendrán repercusiones en el futuro y pensando en el Matamoros que queremos dejarle a nuestros hijos, disponernos a buscar acuerdos que beneficien a todos y nos permitan convivir unidos, progresando y en paz”.

Precisó que el no negociar ocasiona más daño que el saber perder un poco para que todos ganen y que al final “hay que poner todo en las manos de Dios porque él está aquí cerca y así dialogar, comparar propuestas y negociar conscientes de que como dice el Papa: ‘estamos en el mismo barco’”.