Padres toman Escuela “Francisco I. Madero”

0
72

Por el robo de cuotas escolares

Enrique Chávez
Sumamente enardecidas un grupo de madres de familia de la Colonia Mariano Matamoros tomaron la dirección de la Escuela Francisco I. Madero de la misma demarcación, debido a que con el cambio de mesa directiva de la Sociedad de Padres de Familia salió a relucir un fraude del cual han sido objeto los casi 400 padres de estudiantes que deben pagar 500 pesos por inscripción y desembolsar otros recursos por rifas y actividades.

Ayer por la mañana se desató la manifestación en el interior de la institución y al llegar la directora María Camacho Muñoz, amenazó a algunas de las madres de familia diciéndoles que debido a lo que habían hecho tendría que tomar medidas sancionadoras.

LA NUEVA TESORERA
La nueva tesorera de la Sociedad de Padres de Familia, Rosario Ramírez, señaló que a su ingreso como encargada de las finanzas detectó un faltante económico de 18 mil pesos en la tesorería de esa sociedad de padres y al preguntar a la anterior tesorera, Cynthia Alejandra Heredia Soto, ella dijo que ese dinero de la escuela lo resguardaba en su domicilio y que de ahí le fue sustraído por presuntos ladrones.

“No puso denuncia formal, pero ella ha estado guardando dinero de la cooperativa y de actividades que se realizan para recaudar fondos… y eso sin contar el dinero que debe estar depositado en el banco”, agregó Rosario Ramírez.

LAS AMENAZAS
La tesorera dijo haber sido amenazada por su antecesora y el esposo de esta, Víctor Torres Ledezma, quienes presuntamente le habrían exigido dejar pasar el asunto y no volver a preguntar por el destino de los dineros perdidos, ya que de insistir en esa postura ellos iban a actuar en consecuencia.

“Me amenazaron de muerte y de que va a haber represalias en contra mía y de mi familia solo porque quiero que se aclare la situación. Temo por mi seguridad y por eso ya interpuse una denuncia penal en contra de las dos personas y los hago responsables de cualquier situación que ocurra conmigo”, aseveró la nueva tesorera.

Pero no solo la nueva tesorera fue amenazada, sino que las mujeres que instalaron el candado en la puerta de la dirección recibieron también amenazas, pero en este caso fue la directora del plantel quien las profirió.

Una madre de familia de nombre Alma Verónica Hernández Rojas, fue quien abrió el candado que habían puesto en la puerta y la directora María Camacho le habló de manera directa inquiriéndole sobre la identidad de las madres que se atrevieron a cerrarle la puerta de la dirección, ya que iba a tomar medidas contra ellas.

LA VERSION DE LA DIRECTORA

Por su parte la directora de la escuela, María Camacho Muñoz, indicó que están tratando de resolver la desaparición de los recursos, pero se negó a mostrar el estado de cuenta de los depósitos que hacen los padres de familia a dicha institución.

“Yo no les puedo mostrar los estados de cuenta. Las madres de familia no pueden tomar las instalaciones y no tienen por qué dudar de nosotros”, acotó la directora.