ÓPTICA POLÍTICA

Por Aliber López

 

“Minimizar aciertos y magnificar errores, deporte favorito de comunicadores”

“Las señales de cambios, saltan a la vista”

“Austeridad salarial y aplicación de medidas de cambio en el actual gobierno”

 

Las “vacas sagradas del periodismo” siguen minimizando los aciertos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y magnificando sus posibles errores. Hay claras “señales” en las acciones del actual gobierno, de que existe una intencionalidad clara de transformar la vida socioeconómica del país, aunque nuestros comunicadores “estrella” se empeñan en destacar los conflictos y dificultades para generalizar la ley de austeridad salarial en las altas esferas del gobierno en sus espacios del Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

 

Les mortifica a los mencionados comunicadores de manera extrema, la “desesperación” de la ciudadanía por el desabasto del combustible y dejan de lado la acción radical que el gobierno realiza para combatir la corrupción en PEMEX. Entrevistan a los altos funcionarios e igualmente, se esfuerzan porque respondan sólo a sus preocupaciones por el desabasto, y si Rocío Nalhe, secretaria de Energía por ejemplo, trata de explicar algo relacionado con lo esencial en el combate a la corrupción en el famoso tema del robo de combustible, y la ocupación de la planta productiva y distributiva del combustible, le interrumpen a cada rato sus explicaciones impidiendo la objetividad de la información.

 

Hay quienes se burlan de las acciones que se realizan con la intencionalidad de transformar la realidad existente de corrupción y deterioro de la vida nacional en todos los aspectos socioeconómicos y sociales, pero saltan a la vista el fin de las pensiones millonarias de los ex presidentes, la austeridad salarial de los Tres Poderes de la Unión en los altos niveles de gobernantes, desde el Presidente de la República, sus secretarios de Estado, sus subsecretarios y los directores generales, quienes al igual que Diputados, Senadores y Magistrados de los Poderes de la Unión, debieran tener ingresos menores al Presidente de la República.

 

Igualmente destaca el aumento salarial,  que rompe con los aumentos “bartolianos” de los últimos decenios de aumentos de uno, dos, tres o cuatro pesos diarios, cuando la inflación era de 5 ó 10 %, y ahora el aumento al mínimo  es de 16%. En la frontera se aumenta el salario mínimo al 100 % y se disminuye el pago del IVA (Impuesto al Valor Agregado) del 16 al 8 %, acciones que reactivarán la economía regional.

 

No mencionamos todos los cambios que definen que efectivamente, estamos empezando lo que Andrés Manuel llama la 4ª. Transformación y estamos seguros que pronto se implementarán más medidas que con su aplicación, estarán contribuyendo a la transformación de México.

 

 

Compartir
Artículo anteriorCONFIDENCIAL
Artículo siguienteOpinión pública