ÓPTICA POLÍTICA

Por Aliber López

 

“Hay de transformaciones a transformaciones”

“Mundiales, chinas y mexicanas”

 

En el mundo hay de transformaciones a transformaciones aunque de acuerdo a los marxistas, las sociedades primitivas eran comunitarias cuando las actividades económicas eran sólo para el autoconsumo. Una especie de Comunismo Primitivo. Los pueblos, las familias eran nómadas, cazadores y recolectores y en aquellos tiempos, las disputas entre los seres humanos eran mínimas  o casi no existían.

 

Posteriormente las mujeres domestican plantas y animales e inician una nueva era de transformación. La apropiación y acumulación de bienes materiales y alimentos abre paso a la época de la propiedad privada y con ello, al Esclavismo. Las grandes culturas de la antigüedad, de la India, China, Japón, Medio Oriente, Grecia y Roma, de una u otra manera y en uno u otro grado practicaron el esclavismo.

 

La época del desarrollo feudal, el establecimiento  de reinos en Europa y la derrota del Imperio Romano de Occidente dieron lugar a una especie de Tercera Transformación en la que los dueños de la tierra son los más poderosos; pero más adelante con el desarrollo del comercio y la industria, la creación de los bancos y el franco desarrollo de la moneda, convierte en poderosos a los capitalistas quienes se apoyan en la doctrina liberal para combatir los reinos monárquicos que propician el surgimiento de la República como nuevo sistema de Gobierno que apuntala al capitalismo; pudiéramos decir, la cuarta transformación mundial.

 

La quinta transformación se inició con la Revoluciona Bolchevique de Rusia, encabezada por Vladimir Ilich Lenin, quien después de la derrota del zarismo en el Imperio Ruso, dio un golpe político en octubre de 1917, al Gobierno Republicano burgués de Kerenski, al encabezar la rebelión de los Diputados soviéticos bolcheviques que el 25 de octubre de 1917, se hicieron del poder y fundaron el primer Gobierno Socialista en el mundo. Un Gobierno que garantizaría la existencia de la Propiedad Social de los Grandes Medios de Producción y un reparto de la riqueza social, más o menos equitativa.

 

Como la puesta en práctica de este sistema no fue fácil y el desarrollo desigual de los pueblos propició mil y una confusiones, el socialismo en diversas partes del mundo tuvo sus dificultades para establecerse, aparte de las resistencias de los poderosos gobiernos capitalistas, que por estos tiempos siguen descalificando la justicia social y la equidad económica.

 

De acuerdo a esta manera de revisar la historia mundial, hemos tenido 5 transformaciones históricas; pero de acuerdo a las historias específicas de México y China, son otras las transformaciones que ambos países han vivido. De China por ejemplo, pudiéramos referirnos a una primera transformación cuando terminaron con las Dinastías milenarias Chinas y se fundó la República de SunYatSen y cuando el Gobierno Republicano de ShianKaiSchek se estableció en tiempos de las dos guerras mundiales. Una Tercera Transformación cuando Mao TseTung, del Partido Comunista Chino derrota a ShiangKaiSheck y establece la República Popular China en 1949. Una Cuarta Transformación cuando en China se vive la Revolución Cultural, entre los años sesentas y setentas, y hoy con el Gobierno de Xi Jinping, cuyo padre participó en transformaciones importantes en la vida del país, se ha iniciado lo que se le llama Quinta Transformación. Etapa en la que los “Closters” económicos en los que encontramos todos los productos de consumo que buscamos en un solo lugar, se transforma a “Closters” de ciudades integradas, cuya producción de bienes y servicios en conglomerados de 120 millones de personas por ejemplo en espacios de 48 mil kilómetros cuadrados que agrupa ciudades de más y menos de 20 millones de habitantes, sumando alrededor de 120 millones de seres humanos que buscan su desarrollo. Por otra parte nosotros, después de la Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana, llegamos a una Cuarta Transformación en la que recuperaremos los niveles de vida de los años “60s” y “70s”, de acuerdo a los resultados de las acciones justicieras de Andrés Manuel López Obrador, en la vida socioeconómica nacional.

Compartir
Artículo anteriorCONFIDENCIAL
Artículo siguienteOpinión pública