Óptica Política

“Héctor Escobar, sin problemas con los conflictos magisteriales”

“Para Tamaulipas, ahora sí, lo mejor está por venir”

Por Aliber López

Héctor Escobar Salazar, secretario de Educación en Tamaulipas, no se involucra con los conflictos sindicales magisteriales de la entidad, que se estarán agudizando conforme se acerque el día del relevo de Enrique Peña Nieto, por Andrés Manuel López Obrador.

El único problema que Héctor tiene con los maestros, tiene que ver con  el rezago en los pagos  a quienes  cubrieron interinatos y a los que resultaron promovidos y salieron destacados de acuerdo a los exámenes de permanencia y promoción, pero ya ha aclarado que el rezago obedece a los cambios técnicos obligados que de acuerdo a la Reforma Educativa, tuvieron que aplicarse. Aclaró que la próxima semana estará cubierto ya el 100 % de los retrasos salariales.

Por otra parte mientras  se acerca el tiempo en que  Peña Nieto entregue el poder federal a López Obrador, los conflictos nacionales magisteriales se agudizan paulatinamente. Pues Juan Díaz de la Torre, el presunto presidente Nacional del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación), ha sido impugnado judicialmente por los partidarios de Elba Esther y reclaman justicieramente el regreso de la maestra.  Entendemos que los reclamos serán mucho mayores cuando Díaz  de la Torre quede sin respaldo presidencial. Lo que sucederá a más tardar en 34 días.

Ni con Rigoberto Guevara Vázquez, líder de la Sección 30, ni con “Maestros Por México”, ni con otros grupos de maestros,  hay conflicto de parte de Héctor Escobar;  por eso aseguramos que  no se dejará llevar por pleitos inter-sindicales, pero tampoco por los cambios que se vienen. Respetuoso de las leyes, si el gobierno deroga la actual Reforma Educativa, lo cual es muy probable, Héctor tendrá la capacidad para integrar el sistema educativo de la entidad, a los cambios federales.

Finalmente comentamos que después de 5 años de estar prisionera, Elba Esther Gordillo, declarada inocente de los delitos que la mantuvieron separada de su liderazgo sindical  y de acuerdo a todos los acontecimientos transcurridos en los últimos meses, su reclamo de ser restituida en el cargo sindical que ostentaba, pudiera desatar tempestades en todo el país. Pero como para los ciclones, en Tamaulipas estamos blindados y nada serio pasará. Pensamos que ahora sí, “Lo Mejor Está Por Venir” .