ÓPTICA POLÍTICA

Por Aliber López

“Definiciones de candidaturas del PRI, no idóneas en las Senadurías”
“Se espera competencia electoral difícil en Tamaulipas”

Si las definiciones virtuales de las candidaturas federales del PRI a las senadurías y las diputaciones fueron o no idóneas, está por verse. Falta que se registren como candidatos y candidatas, que arranquen las campañas electorales y que se aprecien mejor sus perfiles y sus propuestas en confrontación con sus adversarios. De entrada, la mayoría de los observadores de la política, no se explican como a los que se mencionaban como mejor posicionados en las candidaturas a las senadurías, no lograron su nominación, como son los casos de Baltazar Hinojosa Ochoa y Edgardo Melhem Salinas; en la diputación federal del Distrito 04, pasó algo semejante pues no se definió a favor de los que se suponían, como más cercano a Baltazar en el caso de Juan Carlos Córdova Espinosa, o a Egidio Torre Cantú, como era el caso de Mónica González García, ambos también diputados locales, como Anto Tovar García, quien resultó nominado.

Todavía falta saber cómo se resolverán las candidaturas a la presidencia municipal en el caso de Matamoros, donde todo apunta a que Jesús de la Garza Díaz del Guante presentará su solicitud para reelegirse, aunque de última hora el PRI podría cambiar su estrategia, pues no hay que olvidar que en 2016, Chuchín le debió su triunfo a dos factores importantes: El primero por el voto locomotora de su candidato a gobernador Hinojosa Ochoa, que en Matamoros ganó, aunque con escaso margen, y a los votos alcanzados por el candidato independiente Jesús Roberto Guerra Velasco. Ahora por lo visto “Balta” no podrá impulsarlo y tampoco hay un gobierno estatal priista que lo haga, de manera que con el puro capital político de su gestión, Chuchín deberá conquistar el voto popular, lo que no parece tan sencillo.

Sea como fuere, la competencia para el PRI en Tamaulipas, al igual que en todo el país, no será como la de hace dos años en las elecciones federales intermedias, ni en las de 2017; conquistar los votos, costará mayores esfuerzos y la contienda será entre 3 coaliciones, pues por lo pronto, la que encabeza MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional), junto con el PT (Partido del Trabajo) y el PES (Partido Encuentro Social), ocupa el primer lugar nacional en las preferencias electorales según la mayoría de las encuestas. Por otra parte la Coalición Por México Al Frente, que gobierna en 13 entidades, incluida Tamaulipas, dificultará enormemente el posicionamiento del PRI en la entidad.

Nos faltaría conocer en estas próximas semanas, las reacciones de la militancia del PRI en la entidad, con motivo de las decisiones partidistas para la ocupación de puestos de elección popular, que hasta el momento no está muy motivada para participar a favor de sus candidatos y más bien algunos se han salido de sus filas para participar en otros partidos.

Compartir
Artículo anteriorCONFIDENCIAL.
Artículo siguienteLIBRE EXPRESIÓN