Muestran a Trump armas y droga incautadas por la Patrulla Fronteriza

En McAllen

 

Texas.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó ayer la frontera sur de su país con México para recalcar la “necesidad” de construir un muro en el límite entre ambas naciones, en medio de un cierre que mantiene parte de la Administración paralizada desde hace 20 días.

En Texas, el mandatario visitó una estación de la Patrulla Fronteriza en la ciudad de McAllen, donde le mostraron varias armas que fueron incautadas en la frontera con México, además de drogas, dinero en efectivo y otros artículos.

En su visita a una estación de la patrulla fronteriza en McAllen, Trump vio mesas llenas de armas y narcóticos. Como casi todas las drogas contrabandeadas a través de la frontera, fueron interceptadas por agentes en los puertos de entrada oficiales, no en áreas remotas en donde quiere colocar barreras altas.

“Un muro funciona… Nada como un muro”, declaró Trump al respecto.

Sentado entre agentes de la Patrulla Fronteriza, de agentes estatales y locales, así como de representantes militares, Trump insistió en que “ganaba” la lucha por el cierre del gobierno y criticó a los demócratas por afirmar que fabricaba una sensación de crisis para declarar una emergencia.

“Lo que se fabrica es el uso de la palabra ‘fabricar’”, dijo Trump.

Llevando la lucha por el cierre del gobierno a la frontera mexicana, el presidente Donald Trump se acercó más a declarar una emergencia nacional con la intención de soslayar al Congreso para financiar su muy prometido muro fronterizo.

Trump llegó el jueves a McAllen, una ciudad con una población de 143 mil personas que está ubicada en la zona más concurrida de la frontera para cruces ilegales. Recorrió una sección de la frontera y dijo: “Muchos de los crímenes en nuestro país son ocasionados por lo que entra desde aquí”.

“Sea de acero o concreto, no importa. Necesitamos una barrera”, añadió.