Mueren dos en intensa balacera en Reynosa

Reynosa.- Una intensa balacera que se extendió por diversas colonias del sur de Reynosa espantó a los conductores de las calles y avenidas y dejó saldo de dos pistoleros abatidos y dos policías heridos, informaron fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Los dos policías que resultaron heridos fue durante una confrontación que sostuvo la Policía Estatal “Fuerza Tamaulipas” cuando llegaba a disuadir un enfrentamiento entre grupos armados por la carretera a Monterrey, frente al Hospital Materno Infantil.
Los agentes estatales ultimaron a dos sujetos armados al darlos alcance frente al Motel La Isla, allí un policía resultó con herida de bala en el antebrazo y otro de sus compañeros una esquirla de le rozó la oreja y sangró, pero no fue hospitalizado, confirmó la dependencia.
En esa reyerta fue tan intenso el intercambio de disparos que hubo reportes en redes sociales que civiles ajenos a los hechos resultaron heridos cuando viajaban en camiones de transporte público, que se quedaron casi sin poder avanzar por el caos vial que se armó por el tiroteo.
Testigos y radiobrigadistas que apoyaban a la ciudadanía alertándoles de la Situación de Alto Riesgo (SDAR) aseguraron que al menos cuatro personas ajenas tuvieron que ser atendidas en el Hospital Materno Infantil por heridas de bala, o lesiones por rozones o esquirlas de bala, ellos eran pasajeros de la ruta Centro-Esfuerzo Nacional.
Pero los tiroteos empezaron desde las 18:40 horas cuando se reportaron intensos enfrentamientos entre células del crimen organizado por el Viaducto, pero poco a poco los grupos de pistoleros se fueron dispersándose y persiguiéndose hasta entrar a la zona urbana de la ciudad.
Plazas comerciales del sector cerraron las cortinas metálicas para seguridad de sus clientes que estaban en el interior. La situación empezó a normalizarse hasta las 21:00 horas con el arribo de personal militar, de la Policía Federal y Estatal al lugar, personal de Tránsito y de Protección Civil apoyaron el acordonamiento de la zona donde estaban los cuerpos de los delincuentes abatidos, pero sin interrumpir el tráfico.