Manafort pasará más de 7 años en prisión

 

Ex jefe de campaña del presidente Donald Trump

 

WASHINGTON, EU (EL UNIVERSAL).- Paul Manafort, ex jefe de campaña del presidente Donald Trump, tendrá que pasar finalmente siete años y medio en la cárcel. Este miércoles, la jueza Amy Jackson de Washington DC anunció la condena por el segundo caso que tenía ante la justicia federal y que le añadió un puñado de meses más tras las rejas.

Manafort, quien cumplirá 70 años el próximo mes, se había declarado culpable de dos delitos en Washington que incluían conspiración para lavar dinero, obstruir justicia y otros que le permitieron apropiarse de millones de dólares que no declaró y trató de ocultar al gobierno. “Ha pasado una parte significativa de su carrera jugando con el sistema”, le dijo Jackson antes de sentenciarlo a 73 meses de cárcel por dos cargos para los que le podían caer hasta 10 años.

Una parte de la condena (30 meses) se solapará con la que recibió hace unos días en una corte federal en Virginia; el pasado viernes recibió una pena de 47 meses tras ser declarado culpable de ocho delitos de varios fraudes, a pesar de que enfrentaba hasta un cuarto de siglo en prisión.

A la condena total hay que descontarle los nueve meses que ha pasado tras las rejas antes de los juicios. Manafort, que cambió el vestido de presidiario por un traje oscuro, pidió perdón: “Acepto responsabilidad por los actos que han provocado que estemos aquí (…). A pesar de que no puedo rehacer el pasado, puedo asegurar que en el futuro seré diferente. Ya empecé a cambiar”.

Jackson, a diferencia del juez T.S. Ellis de Virginia, pareció no ser tan compasiva con Manafort, dejando claro en más de una ocasión que el exjefe de campaña de Trump sabía los delitos que estaba cometiendo en todo momento, y recordando que incluso mintió recientemente al fiscal especial sobre la trama rusa.

Su abogado, Kevin Downing, consideró la sentencia “hostil y totalmente innecesaria”. Mientras hacía declaraciones a la prensa, se oyeron gritos de “traidor” y “mentiroso”.

Tras la sentencia, fiscales de la ciudad de Nueva York revelaron una acusación contra Manafort de más de una quincena de delitos de fraude fiscal y bancario en una corte estatal. El fiscal del distrito sur de Nueva York, Cyrus Vance, apuntó que se trata de “un fraude hipotecario de un año, mediante el cual Manafort y otros falsificaron registros comerciales para obtener millones de dólares de forma ilegal”. “Me sabe mal por Paul Manafort”, dijo Trump, asegurando que todavía “ni ha pensado” si le otorgará un indulto, que no serviría para salvarle de los cargos presentados en Nueva York, porque sólo tiene potestad sobre delitos federales.