LOS PUNTOS SOBRE LAS…

FAROL DE LA CALLE, OSCURIDAD DE LA CASA
POR ÁNGEL VIRGEN ALVARADO

Siempre he sostenido que los mexicanos, como padres de familia, somos, en exceso, proteccionistas con nuestros hijos.
Lo justificamos argumentando que son los hijos lo que más ama el hombre o la mujer.
Esa conducta proteccionista de los mexicanos no la tienen muchas razas en el mundo.
Es más, los mismos animalitos nos dan el ejemplo.
La gallina, cuando tiene sus pollos, los enseña a rascar la tierra para que busquen semillas y coman siempre, bajo su vigilancia y protección.
Pero ya cuando los pollos están grandes, a aletazos los echa de su lado para que se vayan a buscar comida ellos solos.
Igual el pájaro que da de comer a sus polluelos y luego los lanza a volar… a que vivan su vida.
En Estados Unidos, las parejas, cuando los hijos tienen 18 años o más les empiezan a decir que busquen un departamento donde vaya a vivir solos.
Pero en México eso no se da.
La mujer se casa y se va a formar su hogar y tiene sus hijos. Cuando pelea con el marido, lo primero que dice es: “¡Me voy con mi mamá!”.
Y la mamá convence al papá para que acepten a la hija… ¡con todo y nietos!,
“Donde come uno, comen dos”- dicen los viejos paternalistas.
Pero eso no es cierto.
Donde come uno, come bien. Si comen dos, van a comer mal.
Muchas ocasiones se da que ayudamos a otros y a los de casa los dejamos al último.
Nos distinguimos por ser “farol de la calle, oscuridad de la casa”.
La semana pasada y en referencia a la caravana de migrantes centroamericanos, cuyo empuje la hace avanzar como una mancha amenazante hacia la frontera norte, el Presidente electo, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, dijo en Chiapas:
“(Los migrantes) cuentan con nosotros; Donde come uno… comen dos.
Va haber trabajo para los mexicanos y para los centroamericanos en nuestra patria”.
¡Por favor!
¿Qué tiene en la cabeza el señor Presidente electo?
Habló de proteger, de dar empleo a los migrantes centroamericanos cuando es allí mismo, en Chiapas, donde hay miles y miles de mexicanos en pobreza extrema que necesitan trabajo y comida.
“Donde come uno comen dos”, no, por favor.
SUCHIATE, MUNICIPIO EN ALERTA
Excélsior publicó ayer que la alcaldesa de Suchiate, Sonia Eloina Hernández, lanzó un llamado para ayudar en la situación que enfrenta el municipio ante la llegada de migrantes, “porque no hay víveres que nos alcancen”.
En el parque donde se concentran ya alrededor de tres mil hondureños que vinieron en la caravana de migrantes, explicó que Suchiate, es un municipio en alerta”, pues la gente no quiere abrir sus negocios.
Los padres no quieren mandar a sus hijos a las escuelas y todo está “muerto”, por lo que pidió ayuda a México y “al mundo”, pues “si no les damos de comer (a los hondureños), si no les damos alojamiento, el hambre puede hacer que hagan muchas cosas”.
La caravana de migrantes, amenaza. Amenaza la tranquilidad de los residentes de las ciudades fronterizas.
¿A dónde irán? El temor de que escojan alguna ciudad fronteriza de Tamaulipas para intentar su asalto a Estados Unidos es latente.

OFICINAS DE LA COMAPA DE REYNOSA CUMPLEN UNA SEMANA SIN LUZ. NO LA HAN PAGADO Y EL SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO ROBERTO CARLOS RODRÍGUEZ DICE QUE ESTÁN AMPARADOS PERO LOS DE LA CFE SON “CABEZA DURA”-

BALEAN CASA DEL ARZOBISPO Y MATAN A UN GUARDIA
El domingo en la tarde, un comando de al menos tres sujetos que viajaban en dos motocicletas y una camioneta dispararon más de una docena de balazos contra la casa de NORBERTO RIVERA CARRERA, arzobispo primado emérito de México, matando al policía bancario de guardia en el lugar.
Los matarifes, escaparon.
Los impactos de bala dañaron la entrada de la lujosa residencia enclavada en un sector residencial de la Ciudad de México.
En una entrevista con Televisa, NORBERTO RIVERA dijo:
“Me di cuenta del acontecimiento hasta después de que había sucedido, no conozco todavía los detalles porque están las autoridades investigando, espero que ellos puedan investigar bien y saber quiénes son los que vinieron a agredir y por qué, tengo entendido que dejaron un sobre o querían dejar un sobre, vinieron con un sobre de paquetería para entregarlo, pero no era el sobre, ellos venían ya con deseo de agredir yo creo, no tengo idea ni quiénes sean ni por qué hayan venido”, dijo el arzobispo RIVERA CARRERA.
El cardenal, arzobispo primado de México, CARLOS AGUIAR RETES, en su cuenta de twitter escribió;
“He recibido noticias del doloroso acontecimiento en la casa del arzobispo emérito Norberto Rivera. Lamento el fallecimiento del policía, y pido por su familia y el eterno descanso de su alma, seguimos a la espera de la información oficial por parte de las autoridades, resaltó el cardenal Aguiar Retes en su cuenta @ArzobispoAguiar.
Por hoy, es todo.
P.D.- El WhatsApp
Uno de los boleros más cargados de leyenda es “Nosotros”, tema detrás del cual se encierra un drama lleno de amor, pasión, enfermedad y muerte.
A pesar de que “Nosotros” fue escrita hace más de 70 años, nunca ha perdido vigencia.
A lo largo del tiempo la han interpretado muchos famosos: Desde Los Panchos y Luis Miguel hasta Placido Domingo.
En su letra éste bolero encierra un drama surgido de la vida real:
Un enamorado debe alejarse de su pareja para no causarle daño y le dice adiós sin mayores explicaciones.
La historia surge en La Habana, Cuba. El joven compositor Pedro Junco, nacido en el seno de una familia acomodada, llevó una vida disipada en su adolescencia y contrajo una enfermedad que en esa época era mortal: Tuberculosis.
Tuvo muchos romances, pero no había conocido el amor de verdad hasta que entró a su vida una muchacha de seductora belleza.
Ella pertenecía a una familia que se escandalizó al enterarse que el joven pretendiente era un compositor bohemio con fama de seductor aventurero.
El papá de la chica le prohibió que volviera a verlo…pero el amor, que siempre abre caminos para los corazones, los llevó a citas secretas en las que vivieron un intenso romance.
Pero la tragedia hizo su aparición: la tuberculosis se había agudizado. Todo indica que Pedro estaba en camino de llegar a la oscura y fría tumba prematuramente.
Era imprescindible aislarlo por completo para que no contagiara a quienes se le acercaban. Lo recluyen en un hospital lejos de La Habana y no pudo avisarle a su amada. Entró al hospital y subió a la cama de la que nunca volvería a levantarse. Tenía apenas, 23 años.
En un arrebato de dolor, Pedro escribió una carta para volcar en ella las palabras del adiós.
Pero, ¿cómo le haría llegar la carta a su adorada? Nadie estaba enterado de su relación y su padre supervisaba cada carta que llegaba. Así que convirtió la carta en canción y le pidió a un amigo trovador que la cantara por la radio en un programa que su amada escuchaba cada noche.
Ella, muy angustiada por la ausencia de su amado, se enteró por fin de la aterradora situación. De inmediato fue al hospital para verlo pero fue demasiado tarde…Pedro Junco había muerto horas antes.
Pedro Junco Jr., que por estos días estaría cumpliendo 95 años de edad, escribió otros 30 boleros, pero ninguno iguala en emoción a “Nosotros”.