Llama Ricardo Monreal a la unidad a ‘morenos’

CONTACTO/Agencia

CIUDAD DE MÉXICO.- En el episodio de “las sabandijas”, que brotó esta semana en la cúpula del partido en el poder, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, llamó a tener conciencia de que “la prioridad es la unidad” de esta fuerza política.

Las diferencias entre el senador Ricardo Monreal Ávila y la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, ocuparon el primer plano la semana que concluyó el sábado, luego de deslindes y desencuentros, acentuados a raíz del proceso de designación de candidato a la elección extraordinaria de gobernador en el estado de Puebla.

El viernes, incluso, en un lenguaje inusual entre camaradas, el senador suplente de Monreal, Alejandro Rojas Díaz Durán, descalificó a Polevnsky Gurwitz y exigió su renuncia y sugirió su salida del país con un cargo de embajadora.

Monreal Ávila posteó ayer sábado: “Toda disputa interna es menor a la prioridad: unidad y cohesión”.

La líder del partido había acusado que en Morena había sabandijas infiltradas que “están vendiendo candidaturas”.

Monreal anotó: “Hace 22 años he luchado por el cambio de régimen en #México, y soy fundador de @PartidoMorenaMx, pero no me involucro en sus decisiones”.

Yeidckol Polevnsky Gurwitz, en entrevista con EL UNIVERSAL, el viernes, emplazó a que Monreal se ocupe de los asuntos de la bancada en el Senado, y “que no se meta en las decisiones de Morena”.

Sin embargo, el zacatecano indicó: “No tengo diferencia con la dirigencia o militancia de #Morena”.

El miércoles 13 de marzo, Polevnsky dijo que por los procesos electorales, “muchas sabandijas se nos han infiltrado”, y consideró que ante la definición de candidaturas, “los demonios andan sueltos”.

Afirmó que “son muchos los que están echando el ojo al partido de una manera mezquina y perversa, porque están pensando que el partido tiene mucho dinero; están desatados porque ven el poder y muchos se dedican a vender candidaturas”.

Luego, el viernes 15, en una entrevista concedida a EL UNIVERSAL, la morenista dijo que tiene buena relación con Ricardo Monreal, a quien ve sólo cuando visita el Senado: “Lo que no entiendo es porqué me manda a sus empleados a que salgan a hacer declaraciones en contra de Morena o en contra mía”.