LIBRE EXPRESIÓN

Por Martha Isabel Alvarado.

Bye migrantes

.-¿Jefa de SEGOB trae “varita mágica”?

.-Que crisis de migrantes, ya se acabó

.-CEN del PRI…¡se acordó de Reynosa!

.-Alcalde de Victoria hostiga a la prensa

 

Es asombroso lo que señala la secretaria de Gobernación, OLGA SÁNCHEZ CORDERO, acerca del problema migratorio que semanas atrás se recrudeció en México.

 

 

Como es sabido, el anterior gobierno federal a cargo de ENRIQUE PEÑA NIETO incurrió en graves deficiencias en el manejo del tema migratorio, y el colapso sobrevino en el área de Tijuana, donde ‘aterrizaron’ tres o cuatro caravanas de centroamericanos.

 

 

El alcalde de Tijuana, JUAN MANUEL GASTÉLUM calificó la situación como “un grave problema de seguridad nacional”, y acusó a la administración de Peña Nieto de no atender su llamado de ayuda.

 

 

Pero todo habría dado un giro de 180 grados, al menos en el plano mediático, cuando este miércoles habló la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero en conferencia de prensa, diciendo que el problema de los migrantes centroamericanos se acabó.

 

 

“La caravana migratoria en Tijuana ya no es tema y ustedes se han dado cuenta que ya no lo es, y ¿saben por qué? porque en cinco días de este gobierno resolvimos el problema”, dijo categórica la funcionaria federal.

 

 

Y presumió en tono enfático: “Estados Unidos estará impresionado. Ustedes ya no han visto crisis humanitaria en el tema de Tijuana, se les dio un hospital móvil perfectamente bien instalado, recibieron carpas muy cómodas, cobijas, y buena alimentación. La Marina nos apoya mucho para darles las tres comidas”.

 

 

Lo dicho por la secretaria de Gobernación coincide con ‘las flores’ que el secretario de Estado Norteamericano, MIKE POMPEO, le echó al gobierno de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, durante una entrevista para la Cadena Fox News, al manifestar: “el gobierno entrante ha estado muy bien”.

 

 

¿Será verdad tanta belleza?

 

 

Otra es que el gobierno de Peña Nieto dejó la vara muy abajo, con una bola de funcionarios más interesados en sacar provecho político o económico de sus acciones, que en  cumplir con su deber.

 

 

De modo tal, que cualquier cosa que haga bien el nuevo gobierno a cargo de AMLO y colaboradores que lo acompañan, podría lucir enormidades.

 

 

A todo esto, por fin habló doña Olga Sánchez Cordero de la jugosa pensión de más de 250 mil pesos que recibe como ex integrante de la Suprema Corte de Justicia, aunada a otros privilegios derivados de ese mismo cargo, de modo que ya dijo que no le interesa cobrar su sueldo como secretaria de Gobernación y lo donará a una Casa Hogar de niños ubicada en Querétaro.

 

 

Ahora que traen ‘de la cola’ a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por la cuestión del nepotismo, habría que anotar que la ex velocista olímpica ANA GABRIELA GUEVARA, que ayer rindió protesta como directora de la Comisión Nacional del Deporte, dejó la Curul que ostentaba en la Cámara de Diputados a su pareja sentimental, su suplente, ANA LAURA BERNAL CAMARENA, que fue reina de belleza en Sonora en 1997.

 

 

En Reynosa, vaya sorpresa que se llevaron los priistas, al percatarse ayer de la visita de la ex senadora DIVA GASTÉLUM BAJO, integrante del CEN tricolor en la cartera de Atención a Estados en Oposición.

 

 

Dos derrotas al hilo sufrió el PRI de Tamaulipas, la de gobernador en 2016 y la Presidencial en 2018, quedando prácticamente en el abandono por dos largos años y medio, hasta ayer que la señora Gastélum se dignó visitarlo. Ni duda cabe que el de la presidente del CEN Tricolor, CLAUDIA RUIZ MASSIEU es un liderazgo muy débil.

 

 

Por otro lado, muy mala impresión causó entre propios y extraños la actitud del alcalde panista de Victoria, XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI, al ordenar, o por lo menos solapar, un incidente donde resultó agraviado un grupo de compañeros reporteros, en plena cabina donde efectuaban un programa de radio.

 

 

Queda claro que el alcalde de Victoria es un político muy ‘sui géneris’, con sus desfiguros como bailar Zumba y querer ‘institucionalizar’ esa práctica, pero lo de agredir o mandar agredir a la prensa es un asunto mucho más serio, que no debería quedar impune.

 

 

CONTRAFUEGO: No se puede hacer de un burro, un caballo de carreras.

 

Hasta la próxima.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorOpinión Pública
Artículo siguienteLAS AGENDAS