LIBRE EXPRESIÓN

Por Martha Isabel Alvarado.

Se les durmió el gallo

.-Bancadas de Morena, se vieron lentas

.-A destiempo, la reforma al artículo 35

.-¿Afectará NAIM a programa de ‘ninis’?

.-Buscaría PRI, captar recursos privados

Viéndolo bien, “se les durmió el gallo” a los legisladores de Morena, que ahora son mayoría, tanto en la Cámara de Senadores como en la de Diputados, respecto al tema de la consulta del aeropuerto.

Si de manera inmediata, al rendir protesta el 29 de agosto pasado, se hubieran abocado a reformar el artículo 35 Constitucional, la consulta en mención se habría llevado a cabo ‘con todas las de la ley’, y por tanto no admitiría cuestionamiento alguno.

Casi 60 días tuvieron los senadores y diputados de Morena para enmendar el artículo ya mencionado, que hubiera dado plena legitimidad a la consulta.

El artículo de referencia establece como un derecho de los ciudadanos: “votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional”, efecto para el cual establece una serie de salvedades.

Entre otras, que las consultas sean convocadas “por el Presidente de la República”, o “el equivalente al 33 por ciento de los integrantes de cualquiera de las cámaras del Congreso de la Unión”.

O bien por “los ciudadanos, en un número equivalente, al menos, al dos por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores, en los términos que determine la ley”.

¿Por qué será que los diputados y senadores de Morena, pese a tener mayoría en el Congreso federal no “hicieron la chamba” para que la consulta del aeropuerto fuese legal?

Ese precisamente fue uno de los señalamientos que el dirigente nacional de la Coparmex, GUSTAVO DE HOYOS WALTER, le hizo en su cara al líder de la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados, MARIO DELGADO, en el programa “Despierta”, conducido por el periodista CARLOS LORET DE MOLA.

El legislador se defendió diciendo que su bancada ya presentó una iniciativa con ese fin, misma que será aprobada en noviembre.

Según se sabe, la Iniciativa a la que se refiere el líder morenista, fue presentada el pasado 4 de octubre por su compañero de bancada, el diputado federal JAVIER HIDALGO, que por cierto trabajó en la Delegación Cuauhtémoc siendo su titular RICARDO MONREAL.

Respecto al controvertido tema del aeropuerto de Texcoco, habría que anotar que también al gobierno de ENRIQUE PEÑA NIETO “se le durmió el gallo”, al no ‘incluir’ en el reparto de los contratos, al empresario JOSÉ MARÍA RIOBÓO, que participó en la licitación.

Resulta que el muy ambicioso “grupo Atlacomulco” se vio muy díscolo y ‘bateó’ a Riobóo, que ahora viene “por la revancha”.

Hasta se dio el lujo el dueño de Grupo Riobóo, de ocupar un asiento al lado de AMLO, durante la conferencia de prensa en la que el presidente electo anunció la cancelación de la obra de Texcoco.

Nadie ha explicado hasta ahora, qué hacía Riobóo en la citada conferencia de prensa, si no ha sido convocado formalmente a formar parte del equipo de AMLO, como el también empresario ALFONSO ROMO, que será jefe de la Oficina de la Presidencia.

¿Ven por qué dicen que “la venganza es un platillo que se come frío”?.

Otra pregunta que viene al caso, sería: ¿afectará la decisión de cancelar la obra de Texcoco al programa de apoyo a los jóvenes promovido por AMLO?. (También conocido como el de los “ninis”).

Habría que recordar que el 4 de julio pasado, los dirigentes empresariales JUAN PABLO CASTAÑÓN y GUSTAVO DE HOYOS, entre otros, se reunieron con el Presidente electo, con el cual se comprometieron a darle trabajo a 2 millones 300 mil jóvenes como aprendices, en un evento organizado por el Consejo Coordinador Empresarial, que tuvo un final feliz. ¿Y ahora?

A todo esto, ¿por qué los dirigentes empresariales no dijeron nada cuando se dio un incremento de 50 mil millones de pesos en la obra de Texcoco?. Máxime, con alguien al frente de la SCT, como GERARDO RUIZ ESPARZA, con tremenda fama de corrupto.

La dirigente nacional del PRI, CLAUDIA RUIZ MASSIEU, en sus funciones de senadora, introdujo una iniciativa enfocada a reducir en un 50 por ciento el financiamiento público a los partidos políticos, y abrir la puerta al financiamiento de carácter privado. Por la sencilla razón de que las prerrogativas de su partido, se reducirán, de mil 94.9 millones de pesos a 800 millones, tras la baja votación lograda el 1 de julio pasado.

CONTRAFUEGO: Eso les pasa por come-solos.
Hasta la próxima.