LIBRE EXPRESIÓN

Por Martha Isabel Alvarado.

El otro Monreal

.-Reynosa, es la ‘joya’ más codiciada

.-Agua y drenaje, temas de campaña

.-Gerente de Comapa, salió “al quite”

.-El ‘amoroso’ coordinador de Morena

Ni duda cabe que Reynosa es ‘la joya de la corona’, electoralmente hablando, y por lo mismo, los candidatos de los distintos partidos al gobierno municipal, vaya que ‘le echan ganitas’.

Reynosa es considerada la nueva capital del estado, a raíz de la llegada al gobierno estatal, del panista FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, que en 2016 inauguró la alternancia. No se diga, por el montón de funcionarios originarios de Reynosa que ocupan los principales cargos en el gobierno de Tamaulipas.

Bajo ese orden de circunstancias, el Partido Revolucionario Institucional y su candidato, SERAPIO CANTÚ BARRAGÁN, están metiendo el acelerador a fondo, para ganar la alcaldía de Reynosa en los próximos comicios.

Serapio sabe y bien que sabe, que la alcaldesa panista MAKI ORTIZ DOMÍNGUEZ que hoy busca la reelección, trae a cuestas asignaturas pendientes que podrían representarle un alto costo en las urnas.

Pues no solo falló Ortiz Domínguez, en su primer ‘turno al bat’, al prometer que acabaría con las balaceras si los ciudadanos de Reynosa votaban por ella, sino también en los rubros de agua y drenaje que hoy aquejan tremendamente a las colonias populares.

De ahí que al presentar este miércoles su paquete de compromisos, lo primero que ofreció Cantú Barragán, textualmente, fue: “agua para todos, y cero fugas de aguas negras”, arrancando sonoro aplauso de los convocados al evento.

Señala Cantú Barragán, que hay cosas que no se pueden ocultar, y lo que ha encontrado en sus recorridos de campaña, es un problema de salud pública, derivado de la carencia de agua y drenaje.

Tanto que presume la alcaldesa con licencia Maki Ortiz su programa de obras, al que ella misma cataloga como “el más grande en la historia de Reynosa”, y resulta que persisten las carencias entre la población, como las ya mencionadas.

Tan grave pinta el panorama para la alcaldesa de Reynosa que busca reelegirse, a consecuencia de la falta de agua, que el gerente general de la Comapa local, NÉSTOR GONZÁLEZ MEZA tuvo que salir ‘al quite’ esta semana, para prometer ante los medios de comunicación, que en un mes más quedaría resuelto el problema de desabasto del vital líquido. ¿Será?

Aseguró González Meza a principios de esta semana, que el organismo a su cargo comprará 120 bombas que permitirán mejorar la presión y distribución del fluido hacia los distintos sectores de la ciudad y que estima que en el plazo antes mencionado los usuarios perciban una mejora considerable.

Por otro lado, vaya sorpresa que nos llevamos al acudir a reportear la conferencia a la que convocó el Comité Estatal de Morena, misma que tuvo lugar ayer en Ciudad Victoria, con la presencia del coordinador de este partido en la 2ª. Circunscripción, RICARDO MONREAL ÁVILA.

Dicho lo de la sorpresa, porque el de ayer no era el mismo Monreal de los videos que han circulado últimamente, en los que le dejaba caer ‘toda la caballería’ al gobierno panista de Tamaulipas, hablando incluso a nombre de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Como bien se recordará, en fecha reciente Monreal Ávila acusó al gobierno estatal de tener las manos –y los pies, dijo- metidos en el proceso electoral. Sin embargo, en forma inusitada, su discurso tomó un giro distinto, totalmente pacificador.

“Hay que decirle al pueblo de Tamaulipas que somos capaces de asumir actitudes en crisis, pero también somos capaces de asumir actitudes de conciliación”, “queremos llevar la fiesta en paz”, dijo nomás pa’ abrir boca este otro Monreal, causando asombro entre algunos comunicadores que esperaban ‘ver sangre’ como se dice coloquialmente.

¿Será que a Monreal ‘le cayó el veinte’ de que les estaba abriendo frentes a lo tarugo a sus candidatos de Tamaulipas?. De hecho, un reportero preguntó por qué peleaba con el gobierno panista, si sus candidatos no lo hacían, a lo que respondió: “porque ellos son más prudentes que yo”.

Hoy estará en Reynosa Ricardo Monreal, que ayer andaba tan pero tan buena onda que, cuando un comunicador lo cuestionó sobre la postura diametralmente opuesta a la suya, que asumió el fin de semana en Tampico la dirigente nacional de Morena, YEIDCKOL POLEVNSKY, exclamó: ¡Que viva Yeidckol!

CONTRAFUEGO: Culus non belicus.

Hasta la próxima.

Compartir
Artículo anteriorÓPTICA POLÍTICA
Artículo siguienteDESDE LA CAPITAL