Ley obliga a partidos a retirar propaganda

Hoy las estructuras de espectaculares lucen vacías

ERNESTO H. SALGADO

Luego de vencido el plazo para que los partidos políticos retiraran su propaganda de todos los espacios en la vía pública, las estructuras que sostienen los espectaculares hoy lucen su esqueleto sin los anuncios que avisaban sobre las bondades de tal o cual candidato lo cual, dicen algunos ciudadanos, es un alivio.

La propaganda política aún con las regulaciones existentes llegó un momento en que se convertía en contaminación visual que afectaba el medio ambiente, según afirman ciudadanos que habitan, principalmente, en la zona centro de la ciudad.

Bardas con letreros, espectaculares, la radio, televisión y todos los medios dando a conocer las promesas de candidatos que se mostraban, todos, retocados con photo shop, luciendo jóvenes y sonrientes.

Hoy la ley regula esa propaganda y obliga a los institutos políticos a retirar todo ese material, para descontaminar el medio ambiente y devolver la tranquilidad a los ciudadanos.

No hay estudios que indiquen que tanto sirven a los propósitos electorales tanto dispendio en ese tipo de propaganda, pero a juzgar por los resultados parece indicar que muy poco ya que el partido que nada invirtió en espectaculares, pintado de bardas y posters en vidrieras fue el que ganó.