La@Red

POR RUBEN DUEÑAS ARIZMENDI

SIN EL PRI EN EL PODER TODO VA A SEGUIR IGUAL

Por más que se empeñen los coordinadores parlamentarios de MORENA en la Cámara de Diputados Mario Delgado y Ricardo Monreal en el Senado, va a estar difícil que convenzan a muchos de que no hubo línea para dar licencia al senador del PVEM Manuel Velazco Coello a cambio de cinco diputados del Verde Ecologista y esa manchita es como la del carbón que no quema, pero deja huella.

En México la autonomía de los poderes del estado creemos que desde siempre ha sido una fantasía, como quizá también lo sea en muchos otros países con gobiernos de la Izquierda o de la Derecha, como lo podemos ver en los casos de Venezuela y de Estados Unidos, donde hay una sola voz de mando, un solo jefe y aquel que esté en desacuerdo es fama que se va ó lo encierran “por quítame éstas pajas”.

Decía en Nuevo Laredo hace más de 30 años una respetada luchadora social y líder de colonos que en México “no se mueve la hoja de un árbol, sin la voluntad de Nuestro Señor….. Presidente”. Pero hay otra frase célebre que reza que “el poder no se comparte”.

Supuestamente en primera instancia el Senado le negó la licencia al senador Manuel Velazco Coello, el que siendo a la vez gobernador del estado de Chiapas pretendía regresar para concluír su mandata como tal en el mes de diciembre y regresar al Senado. Al parecer la negativa fue porque Velazco Coello se las ingenió para modificar la Constitución del Estado para poder hacer su juego.

Pero, pero, pero, aunque usted no lo crea supuestamente violando lo ley el senado volvió a sesionar el mismo día para reponer el proceso, como lo sugirió el coordinador de la bancada del PRI, Miguel Angel Osorio Chong, resultado aprobada la solicitud de licencia de Velazco Coello con 82 votos a favor, 31 en contra y cuatro abstenciones.

Porque fuéron nada más cinco y no 10 los diputados federales los que tuviéron que quitarse la camiseta del PVEM para ponerse la de MORENA, porque casualmente eran nada más cinco los diputados que requería éste nuevo partido político para tener mayoría, lo que le garantiza al nuevo sol la aprobación de todas sus iniciativas.

Manuel Velazco Coello rechaza que haya pactado con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador su licencia al Senado para regresar a Chiapas a concluír su mandato, a cambio de que el Partido Verde le diera a MORENA la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

Por su parte el presidente electo Andrés Manuel López Obrador negó que les diera línea a los legisladores federales de MORENA para dar licencia al senador Manuel Velazco Coello para que retomara sus actividades de gobernador de Chiapas.

Y tantos mexicanos que llegaron a creer que sin el PRI en el poder las cosas iban a cambiar, que lamentable que desde el gobierno todavía nos sigan viendo con la penca de nopal en la frente.

Como periodistas le estamos dando seguimiento a los hechos que lamentablemente están ocurriendo en las mismas instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Al parecer todo empezó porque la directora del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), Azcapotzalco, Guadalupe Márquez, mandó borrar unos murales, lo que generó el descontento entre los alumnos.

Para nosotros que nos tocó vivir en el Distrito Federal durante el Movimiento Estudiantil de 1968, el problema de la UNAM creció demasiado rápido y el gobierno y las máximas autoridades de la Universidad no actúan con tacto y sabiduría, pero a la vez con la presteza que caso requiere, el conflicto se les puede salir de las manos y crecer aún más que el Movimiento Estudiantil de 1968, que dejó un saldo de cientos de muertos y heridos, como lo reconoció en su Cuarto Informe de Gobierno el Presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Creemos que el primer error del rector de la UNAM, Enrique Graue, es el haber expulsado a 18 de los estudiantes a los que les pusiéron la etiqueta de “porros”; también hay voces que están sugiriendo que para reestablecer el órden las autoridades actúen con más dureza. Como periodistas y analistas políticos creemos que con acciones semejantes lo que van a lograr es recrudecer el problema.

A decir verdad nos sorprende la opinión del ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, el que al ser entrevistado sobre del problema después de un reuión que tuvo con López Obrador, dijo “lo único que les puedo decir es que el porrismo representa la antiuniversidad, es inadmisible”. Como que le salió lo radical al depender ahora del nuevo gobierno.

Por su parte el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se van a acabar los infiltrados, grupos de choque y de intereses creados en el próximo gobierno, “porque no queremos porrismo en las universidades”.

Por cierto alguien nos decía ayer que quieren tumbar al rector Enrique Graue para poner a otro en su lugar, lo que a decir verdad no lo vemos fuera de foco. Por cierto directores de las facultades, escuelas, institutos y centro de la UNAM condenaron la agresión y respaldaron las decisiones y acciones que tome el rector Graue, con el que se sumó el ex rector y ahora Secretario de Salud, José Narro Robles.
Como periodistas creemos que “que el caso Mochila” debe ser investigado porque es demasiado dinero el que se invirtió por parte del Gobierno del Estado como para no fincar ninguna responsabilidad al o los funcionarios que hayan tenido que ver con la operación de compra-venta. Ya es tiempo, no, o todo va a seguir igual.

Diferimos de punta a punta de la escritora Elena Poniatowska, cuanfo asegura que el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en el estado de Guerrero en el 2014 “es mucho peor que la masacre de jóvenes del 2 de octubre de 1968, por la falta de respuesta gubernamental.

Por cierto mediante un taller que se ofreció al público en general, especialistas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas capacitaron en la elaboración de productos alimenticios y artesanales, teniendo como base la diversidad de plantas y frutos regionales de Tamaulipas, taller que fuera impartido por el Instituto de Ecología de la UAT.

En la actividad realizada en el marco del 35 aniversario del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, los participantes aprendiéron a elaborar aceites condimentados, suplementos de salsas, dulces, entre otros productos alimenticios.

El Dr.Jorge Ariel Torres Castillo. Investigador del IEA y organizador del taller, comento que uno de los objetivos es elaborar productos alimenticios a base de plantas regionales que comúnmente se aprovechan solamente como materia prima.

“Con plantas de la región que si se usan, pero como materia prima, no como un producto ya elaborado. Se usa la Damiana, el orégano, las flores de azahar, el tamarindo, mango y chile piquín. Todos están enfocados como base para la elaboración de productos comestibles”, apuntó.

E-mail rubenduenas15@hotmail.com
rubend@prodigy.net.mx

Compartir
Artículo anteriorSEÑAL POLÍTICA
Artículo siguienteOpinión pública