INFONAVIT vende casa inhabitable a trabajador

Pablo Valadez Cuevas, desde 2016 paga una casa que no le han entregado

 

Juan Martínez

Nuevamente salen a la luz pública actos irregulares por parte de promotores de viviendas que son pagadas a través de créditos que otorga el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores, en donde las casas están inhabitables o invadidas por terceros.

Pablo Antonio Valadez Cuevas, empleado de una maquiladora local, denunció a este medio informativo CONTACTO, que actualmente y desde noviembre de 2016 el INFONAVIT le descuenta por concepto de un crédito de vivienda de entre 312 y 500 pesos de una vivienda que no le ha sido entregada.

Dijo que recientemente cuando se disponía a ocupar la casa del INFONAVIT que le descuentan y que está ubicada en el conjunto habitacional denominado Riberas del Carmen del municipio de Reynosa, se encontró una familia habitándola, de manera que le pareció totalmente irregular esa situación.

“Mi inconformidad es que me entregan una casa que está invadida e inhabitable y de la cual me descuentan desde noviembre de 2016”, expresó.

Mencionó que posteriormente a su visita a la vivienda objeto del crédito, verificó que la familia ya no habita ahí y que personal de una constructora inició las reparaciones a esa casa, desde pintura, ventanas, puertas y lo necesario para que esté habitable.

El quejoso señaló que ahora lo único que le interesa es cancelar el crédito ante el INFONAVIT debido a que considera que fue defraudado en primer lugar por el notario adjudicado a la institución, como también por la promotora del fraccionamiento con razón social Credi Confort.

Cabe hacer mención, citó el inconforme, que existen otros derechohabientes del INFONAVIT que al igual que él han sido víctimas de que con engaños los hacen firmar un crédito para la adquisición de una vivienda que no está habitable.

Explicó que la razón por la que adquirió el crédito en aquella ciudad, fue que tenía el proyecto junto con su esposa de residir allá.

Señaló que sobre este caso presentó la denuncia correspondiente ante la Procuraduría General de Justicia en el estado con sede en Reynosa.