HUMO BLANCO

0
32

CONTEMOS TAMBIÉN LO BUENO
Por Clemente Castro González
El Obispo de la Diócesis de Victoria, ANTONIO GONZÁLEZ SÁNCHEZ, oficio la misa con motivo del Día del Periodista, éste jueves, en la catedral del Sagrado Corazón de Jesús.
Ahí se dieron cita decenas de reporteros, camarógrafos, fotógrafos y trabajadores de la información, en general.
Se trata de un evento en el que cada año, el guía católico tiene la deferencia con los periodistas a los que agradece su labor e igual da el sermón de rigor.
Ahora no fue la excepción e hizo el llamado para que se tenga en consideración las buenas acciones en el manejo noticiosos.
Es loable lo que señala el Obispo y esta en su papel porque vivimos en una sociedad convulsionada en la que se requiere la divulgación de aspectos positivos y eso incluye principios y valores.
Pero debe precisarse que, mientras no se falte a la verdad, en el ejercicio periodístico, se actúa de manera correcta, aunque la información que se maneja pueda ser malsonante.
Al fin de cuentas existen elementos a considerar para que se decida lo que es noticia y, a partir de ahí, se coloque en tales o cuales espacios y tiempos informativos.
Hablamos de los llamados factores de interés periodísticos entre los que se encuentran conflicto, actualidad, novedad, hallazgo, prominencia, cercanía, entre otros.
En efecto, lo que más se explota en el trabajo periodístico en tanto que es lo de mayor impacto entre los sectores sociales, principalmente los populares, es lo que alude a la confrontación; a la lucha de contrarios.
De tal manera que especialistas y dueños de medios establecen que para que una empresa periodística pueda ser exitosa tendrá que dar preferencia al conflicto.
En extremo llega a explotarse los acontecimientos de inseguridad y, en lo específico, los crímenes de alto impacto, sobre todo los sucesos de sangre. Obvio que en nuestro entrono conlleva riesgos dada la presencia de grupos de la delincuencia organizada.
Lo grave de un medio informativo es no tener diversidad de contenidos, profundizar sobre éstos, guardar equilibrios y, al final del día, convertirse en un apologista de acontecimientos que exacerban las miserias humanas. Y pero aún es mentir.
Por ese camino puede caerse en el amarillismo y, en ese sentido, faltar a la verdad lo que, por supuesto, no es periodismo sino algo que tiene que ver con mercaderes y charlatanes.
La libertad de expresión alude a la pluralidad, la tolerancia y el estar en sintonía con la realidad de lo que se manifiesta.
El problema es que alguien, en forma deliberada se dedique a mentir amparándose en uno de los bienes universales más preciados con que cuenta la humanidad. Sería el extremo caer en libertinaje y embuste.
Pero todavía en ese supuesto, el que se expresa esta en su derecho de hacerlo, con la aclaración de que si alguien se siente atacado y ofendido, puede proceder de manera legal en contra del emisor.
Desde luego que entendemos lo que pide el Obispo, en tanto que la sociedad, principalmente los amplios sectores populares, requieren superar una serie de inercias y ser víctima de intereses mezquinos.
Cierto que al atiborrar a los lectores, escuchas y televidentes de contenidos limitados, reiterativos difícilmente se podrá trascender.
Por ejemplo, si se hace alabanza de criminales, asesinatos y otros tipo de males, es de esperar que se contribuya a la no superación del estado de cosas existente.
De la misma forma que callar lo que sucede, por complicidad, se cae en el terreno fangoso ocultar la verdad. Aunque debe considerarse que, en el tiempo presente, la tecnología permite romper con la censura y autocensura.
Habría que señalar que el periodismo no es política, ni propaganda y tampoco religión. Es una profesión y oficio de compromiso social que debe ejercerse a diario, aunque duela.
A propósito de la celebración, cabe señalar que circuló un mensaje de felicitación del gobernador, FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA, con motivo del día del periodista.
En otro tema tenemos que el Partido Acción Nacional (PAN) no afloja el paso en su revisión de aquellos munícipes a los que se les dará el aval para que puedan reelegirse.
Obvio que más de un alcalde albiceleste podría quedarse en la intención de buscar la continuidad si su instituto los desampara.
En esa condición se encuentra MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ, presidenta municipal de Reynosa.
Ocurre que el esposo de la edil es investigado por irregularidades que habría cometido lo que, sin duda, impacta en la imagen de ORTÍZ DOMÍNGUEZ.
Al respecto, FRANCISCO ELIZONDO, para sus amigos “El Kiko”, dirigente estatal del PAN, señaló que es prematuro hablar de la reelección pero que los candidatos y candidatas de su partido están obligados a tener calidad moral.
Como se recordará, en fechas recientes la Procuraduría General de Justicia el Estado abrió una indagatoria dado que se presume que negocios ubicados en la zona de tolerancia podrían dedicarse a la trata de personas.
Resulta que de uno de éstos es copropietario LUIS PEÑA GARZA, marido de la alcaldesa.
Ante ello, MAKI salió en su defensa al señalar la inocencia de su esposo en tanto que, afirma, no se dedica a la trata de personas ni prostitución.
Pero el golpe esta dado y será difícil que la fémina, en la actual coyuntura, salga con banderas desplegadas.
Lo más seguro es que doblen a la presidenta y deje la plaza para que otro prospecto panista contienda.
Al menos eso dicta la lógica.
AL CIERRE
Descanse en paz el escritor tampiqueño, JESÚS AGUILAR LEÓN, alguien con quien tuve la fortuna de coincidir en un espacio de trabajo y en no pocas charlas sobre algunas de sus pasiones, entre otras la literatura y la música.
Un abrazo solidario para su familia y amigos. En nuestro recuerdo queda uno de los creadores tamaulipecos que dejan huella en su andar por ésta tierra.