Exalcaldesa de Monterrey renuncia al PAN; la promueve PT para el Senado

Margarita Arellanes

CONTACTO/Especial

MONTERREY, NL.- La exalcaldesa de esta capital, Margarita Arellanes Cervantes, renunció al Partido Acción Nacional al acusar al instituto político de antidemocrático y, de inmediato, fue propuesta por el PT como posible aspirante a la senaduría por Nuevo León.

En una carta que presentó a la dirigencia del partido albiazul, con fecha de enero del 2018, quien fuera edil regiomontana en el trienio 2012-2015, dijo que terminaba una trayectoria partidista de casi 20 años, que inició cuando tenía 14 de edad.

Expuso a la dirigencia de su partido: “Me siento tranquila porque advertí al otrora dirigente nacional que la forma de conducción del partido tomó un rumbo incorrecto y exiguo, y se vislumbran intereses particulares y ególatras. Prefiero decir la verdad y que sea condenada, sin fundamentos, a ser parte de la gran traición que hacen unos cuantos a nuestra Patria”.

Luego de agradecer a los panistas honorables que la acompañaron como militante, quien fuera la primera alcaldesa en la historia de Monterrey, dijo que se iba por personas que le hacen daño al instituto político.

“Es por pseudo líderes que decido renunciar al Partido Acción Nacional, esos que solo han hecho que los mejores perfiles busquen otras trincheras para luchar en beneficio de nuestra Patria. Es mi deber decir la verdad de lo que sucede internamente en este instituto político, de cómo quieren manejar voluntades para continuar satisfaciendo sus deseos mezquinos”, señaló en su carta de despedida quien dice que seguirá luchando porque prevalezca la verdad.

Luego de conocerse la renuncia, la coalición Juntos Haremos Historia, conformada en Nuevo León por los partidos Morena, PT y PES anunciaron que contemplaban a Arellanes como aspirante para la senaduría en los comicios del 1 de julio.

Una fuente cercana a la alianza ya inscrita para las próximas elecciones, aseguró que, en particular, es el Partido del Trabajo, de la mano de su dirigente nacional, Alberto Anaya, el que busca posicionar a la ahora ex panista a través de un cabildeo entre las dirigentes nacionales de los tres partidos.

Sin embargo, la propuesta cuenta con el rechazo de Encuentro Social y el Movimiento de Regeneración Nacional, que la consideran inviable, debido a que actualmente se encuentra vinculada a proceso penal en el estado, por un hecho relacionado con la corrupción.

Se le acusa de haber dispuesto, indebidamente, al finalizar su mandato municipal, de 7.5 millones de pesos para su defensa legal, mediante el pago a un despacho de abogados un hecho que, para la Fiscalía Anticorrupción estatal, representó un desvío de recursos.

De acuerdo con la fuente, pese a la oposición que hay hacia Arellanes dentro de la coalición, aún es prematuro opinar sobre su posible candidatura, pues los tres partidos tiene otras propuestas para la senaduría por Nuevo León.