Entre confusión y caos, cubanos buscan permiso

TUXTLA GUTIÉRREZ,La mañana de este viernes, alrededor de 300 personas de nacionalidad cubana tomaron las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM), en demanda de que el Gobierno Federal agilice los permisos migratorios, para continuar su viaje con rumbo a Estados Unidos.

Pasadas las 9:00 horas, a gritos, los extranjeros pedían que se abriera el lugar, alegando que ellos habían llegado desde las 7:00 de la mañana a formarse.

En la puerta de acceso, otro grupo de centroamericanos también hacían fila para poder ingresar a realizar sus trámites de regularización.

Ante los gritos de los cubanos, un agente de Migración abrió la puerta para calmar los ánimos: “Tranquilos señores, que no pueden entender, todos van a ingresar pero de forma ordenada, si siguen empujando vamos a cerrar la puerta y ya no vamos atender a nadie”, gritaba.

El agente fue ignorado y, el momento fue aprovechado por los isleños para ingresar en medio de empujones, jaloneos y conatos de enfrentamiento con los centroamericanos.

Luego de unos minutos de confusión, los centroamericanos optaron por hacerse a un lado para evitar hechos violentos, ya que llevaban menores de edad y, señalaron que temían salieran lastimados.

Tras el incidente, una patrulla de la Policía Federal arribó a la oficina de regularización migratoria para resguardar el orden.

En esta oficina de regularización migratorio ubicada al norte de Tapachula, antes de las siete de la mañana, diariamente arriban más de 300 cubanos para gestionar el documento de salida que les permita continuar su viaje a Estados Unidos, así como unos 200 centroamericanos.

Denuncian corrupción. Los cubanos señalaron que el trámite para obtener el “salvo conducto” que les permite transitar libremente por México, está tardando hasta dos meses.

Asimismo, denunciaron que los agentes migratorios en contubernio con abogados, les exigen desde 300 hasta 700 dólares para tramitar este permiso el mismo día, cuando este trámite se realiza de manera gratuita.

“Si nosotros solos hacemos el trámite nos tardan de 20 días a dos meses, pero si pagamos abogados en 10 días máximo, imagínese, prefiero pagarle al abogado porque igual gasto más en hotel, comida y pasajes”, señaló un cubano, quien pidió omitir su nombre.

Se calcula que, en el último mes, cerca de mil 500 cubanos han ingresado a México por el río Suchiate para tramitar este permiso migratorio que les permita avanzar hasta la frontera Norte y cruzar a Estados Unidos.

En el municipio de Tapachula, unos 370 km al sur de la capital estatal Tuxtla Gutiérrez, los migrantes cubanos se encuentran hospedados en hoteles o cuartos en renta de colonias aledañas al centro histórico.

Versión oficial. Por la tarde, a través de un comunicado, el Instituto Nacional de Migración informó que los cubanos habían ocasionado heridas al agente que trató de calmarlos.

“Al no acatar las instrucciones de las autoridades migratorias, los nacionales cubanos forzaron la entrada y un funcionario del Instituto resultó con lesiones de gravedad”, ocasionando su traslado a un hospital de la zona”, señaló.

Detalló que sus normas establecen que el trámite solicitado puede tardar entre uno y 20 días, pero “los extranjeros, a gritos y golpes, querían una solución inmediata para que se les entregara el oficio de salida, el cual les permite una estancia regular por 20 días”.

En el área de Regulación Migratoria en Tapachula, encargada de entregar el documento exigido, laboran 27 agentes que atienden de 200 a 300 trámites al día de migrantes de todas las nacionalidades, informó la institución a través del escrito.