Empleados de confianza suplen a obreros en INTEVA

 

Para cumplir compromisos contraídos con los proveedores, personal de confianza de oficina y administrativos, se dieron a la tarea de cubrir las líneas de operación

 

Por Hugo Clemente Morales

Para sacar adelante la producción de las manufacturas y partes que se elaboran en la empresa maquiladora INTEVA y  cumplir con los compromisos contraídos con los proveedores, personal de confianza de oficina y administrativos, se dieron a la tarea de cubrir las líneas de operación y sustituir a los trabajadores que pararon en dicha empresa en protesta por el desacuerdo y la incertidumbre que existe con el incremento a los salarios mínimos.

Personal de confianza como secretarias, jefes de personal, contadoras y hasta el gerente de la empresa INTEVA, tomaron el acuerdo de ponerse el overol, colocándose en las distintas líneas de producción para sacar el producto ya manufacturado y de esta manera cumplir con los compromisos de la empresa con sus proveedores.

Lo anterior fue informado por personal de confianza de la citada empresa, quienes pidieron la omisión de sus nombres ya que ellas no quieren figurar como heroínas, ni querer quedar bien con el patrón, simplemente nos pusimos de acuerdo y fuimos solidarios con la empresa y nos pusimos a trabajar y sacar la producción.

Establecieron que si algunos de los trabajadores sindicalizados no les importa  cuidar y mantener sus fuentes de trabajo, al personal de confianza, si nos interesa nuestra fuente de trabajo, por ello determinamos ponernos el overol y trabajar para sustituir algunos trabajadores que no se presentaron a trabajar.

Ojalá que este ejemplo, lo sigan empleados de otras empresas maquiladoras y les pongan el ejemplo a los obreros que solo quieren desestabilizar a las empresas y no quieren trabajar poniendo como pretexto mil cosas.

Señalaron que existe la buena disposición del personal de confianza y administrativo en seguir apoyando a la empresa, ya que primero está la responsabilidad, pero sobre todo, ellos si tienen necesidad de trabajar para llevar el sustento a sus familias, algunos obreros no les gusta trabajar, quieren ganar mucho, sin sacrificar nada, señalaron.

Esto que está pasando en Matamoros es un mal ejemplo y crea desconfianza entre los inversionistas quienes en lugar de venir a Matamoros a establecerse, buscan otras ciudades y estados donde exista tranquilidad laboral, dijo el personal de confianza que fue entrevistado.