Derrota electoral de Trump le pone presión económica

La pérdida de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes en Estados Unidos generará presión al gobierno del presidente Donald Trump para que frene políticas proteccionistas y las medidas contra el acero y otros productos.
Expertos que participación en el 59 Congreso Latinoamericano del Acero que organizó la Asociación Latinoamericana del Acero, externaron que el resultado electoral del martes en Estados Unidos ayudará a disminuir las presiones que enfrenta la industria siderúrgica mundial.
Entre los principales problemas que tiene la industria siderúrgica están la sobreproducción acerera, la caída de precios y la nueva tendencia de suplir el contenido de acero en autos y otros bienes por otros materiales más ligeros.
Para el analista en jefe de investigación de Wood Mckenzie, Alex Griffiths, Trump contará con dificultad para mantener sus políticas y órdenes ejecutivas, como el arancel de 25% contra el acero que importa Estados Unidos.
“Cualquier intento (de Trump) de imponer restricciones comerciales serán bloqueadas por la Cámara Baja. O los fabricantes pueden intensificar su movilización y los demócratas quizá puedan moderar las restricciones comerciales. Creo que esta opción es más viable”, no obstante, se mantiene la incertidumbre sobre qué política económica tomará el mandatario estadounidense.
Sin embargo, la industria del acero enfrenta un panorama difícil, por ejemplo preocupa que se presente un aumento de las importaciones, lo que implica que las empresas deberán ser más competitivas ante la sobrecapacidad del insumo que hay en el mundo, dijo.
El analista principal de acero y materias primas de la firma consultora CRU, Víctor Rodríguez, expuso que hay industrias que antes utilizaban más acero, pero ahora buscan otro tipo de metales. “Hay una cierta sustitución del aluminio en el sector automotriz, pero no debe ser un impacto mayúsculo”.
Rodríguez dijo que la industria acerera tiene que posicionarse como un sector del siglo 21, porque si bien se opta por el aluminio, el acero tiene grandes ventajas y sus fábricas mantienen políticas de sustentabilidad.
El vicepresidente para América Latina de Airbus, Alberto Robles Sendin, expuso que las industrias requieren cada vez de otros materiales como son el titanio y el aluminio, porque son flexibles, puesto que en el caso de los aviones solamente 0.1% del avión tiene acero, la mayoría es fibra.
El presidente entrante de Alacero, Máximo Vedoya, dijo que “por más que sea más barato el acero, el medio ambiente se favorece menos si se usa aluminio, que acero, porque los procesos siderúrgicos son mejores” en las plantas siderúrgicas.
En tanto que el director de Scotiabank, sector minería y acero, Alfonso Salazar, asegurpóque otro tema a considerar es el aumento de las importaciones en la región, ante la sobreproducción de China y de los países asiáticos.