Deberán tomar medidas para los viajes a la frontera

Por Marissa Sánchez

 

POR CAMBIO DE HORARIO

 

Con el contraste del cambio de horario

 

El  horario de verano en la franja fronteriza  que se aplicó desde el pasado 10 de marzo, cuando los relojes se adelantaron una hora y se homologó el horario con el de Estados Unidos, es una medida que seguramente trastornará la vida común de quienes viajan a la frontera tamaulipeca y al valle de Texas constantemente.
Prácticamente en todo México el horario de verano cobrará vigencia hasta el 7 de abril (el primer domingo del mes), a excepción de Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo, donde  ya está operando el horario con la hora adelantada.

Este acuerdo fue tomado en la nación y puesto en vigor desde  2010, de acuerdo a lo difundido por el Diario Oficial de la Federación que indica, el horario de verano aplicará como inicio en varias ciudades de la franja fronteriza diferido por algunas semanas con el resto del país.
Otras ciudades que también llevarán a cabo este cambio de horario de verano son Tijuana y Mexicali, Baja California; Ciudad Juárez y Ojinaga, en Chihuahua; Acuña y Piedras Negras en Coahuila, y Anáhuac en Nuevo León.
La difusión en este caso tiene fundamento en las medidas que deberán  adoptar los locales al viajar hacia la franja fronteriza o bien Estados Unidos, para asistir de compras, el doctor (sobre todo en el caso de los adscritos al IMSS o ISSSTE), entre otras diligencias.
Se deberá entonces tener en mente que desde hoy se tiene que tomar en cuenta en caso de viajar a la frontera o a Estados Unidos que ya existe una hora de diferencia en el reloj en comparación con este municipio.