Crisis en los ejidos por falta de agua

La JAD apagó la bomba que abastece a la zona rural

Por Miguel Alejandro García
El problema de la falta de agua potable en la mayoría de los ejidos de Matamoros como resultado de la determinación de la Junta de Aguas y Drenaje de apagar la bomba de presión que permite que se abastezca del vital líquido a la zona rural, ha comenzado a hacer crisis, que de no solucionarse pronto, puede llegar a que se tenga una situación muy difícil para las familias campesinas.
De acuerdo a la opinión de algunos ejidatarios residentes en comunidades a donde solamente les llega el agua a cuentagotas, las necesidades que se tienen en la ciudad y sus colonias periféricas, son las mismas que se tienen en el campo, donde el problema tiende a agudizarse si no da una solución inmediata la JAD, ya que durante la próxima temporada de canícula, la necesidad del agua será muy superior, sobre todo por lo que se refiere al uso doméstico.
Continuaron diciendo que actualmente muy pocos camiones cisterna van a los ejidos a venderles el agua de sus pipas, entonces también tienen ese problema.
Afirmaron que han acudido a la JAD en varias ocasiones para solicitar una solución inmediata para que puedan continuar disfrutando el servicio al través de la red, sin restricciones, pero hasta ahora no ha habido una respuesta positiva.
Y añaden que aun cuando se está teniendo un servicio más que deficiente, pues hay días en que llegan a colectar unos 20 litros de agua, hay otros que ni siquiera al litro le llegan, pero eso sí, el recibo de cobro lo tienen muy puntualmente.
Uno de los quejosos dijo que ya se comienzan a registrar temperaturas elevadas y no cuentan con agua ni para bañar a los niños pequeños, sobre todo.