CONFIDENCIAL.

Por ROGELIO RODRÍGUEZ MENDOZA.

53 en la mira.

AHORA SI, A TEMBLAR.- El anuncio que hizo ayer el auditor superior del Estado, Jorge Espino Ascanio, acelerará el nerviosismo y agravará el insomnio que traen desde hace muchos meses un buen número de exalcaldes y quienes fueron sus principales colaboradores.

Y es que de acuerdo a lo que explicó el auditor, ya fue confirmado un quebranto por 778 millones de pesos en 53 administraciones municipales, 35 de ellas del periodo 2013-2016, y 18 del ejercicio 2016-2018.

Espino no dio nombres de los exalcaldes implicados pero entre ellos andan personajes muy conocidos . Seguramente solitos comenzarán a delatarse porque casi es un hecho que iniciarán a tramitar amparos ante la justicia federal.

Lo que queda claro es que ninguno de esos 53 ex ediles y quienes fueron sus síndicos y regidores, tendrán una navidad muy tranquila.

INFORME LEGISLATIVO.- La bancada parlamentaria del Partido Acción Nacional, (PAN), rindió éste jueves su informe anual de labores.

Ante una nutrida concurrencia, integrada por funcionarios públicos de los tres órdenes de gobierno, representantes de organizaciones civiles y personal del Congreso del Estado, los diputados blanquiazules detallaron el trabajo legislativo que desarrollaron en el segundo año de ejercicio de la Sexagésima Tercera Legislatura.

Salinas Mendiola destacó el activismo que ha tenido su bancada en los dos años de la legislatura, durante los cuales han presentado 144 iniciativas.

Si mantienen ese ritmo seguramente harán historia como el grupo parlamentario que más iniciativas ha presentado.

Solamente habría que aclarar un detalle: muchas de esas iniciativas son puntos de acuerdo para hacer exhortos a dependencias públicas de los tres órdenes de gobierno.

Eso significa que la mayoría de esas iniciativas no tuvieron ningún beneficio social porque prácticamente nadie le hace caso a los exhortos legislativos toda vez que no tienen fuerza vinculante.

TOCANDO PUERTAS.- El alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, anduvo ayer por la Ciudad de México, tocando puertas en busca de recursos presupuestales para su municipio.

El edil fronterizo se reunió con nueve de los once diputados federales de Tamaulipas, a quienes les pidió su apoyo para que a la hora del reparto del presupuesto para 2019, se acuerden de Nuevo Laredo.

Rivas les detalló que Nuevo Laredo tiene en agenda importantes obras de infraestructura, que solamente con recursos extraordinarios podrán concretarse.

Ojalá y el resto de los alcaldes tamaulipecos también se dieran su tiempo para ir a “picar piedra” ante las instancias federales, porque si se quedan sentados a esperar que volteen a verlos nada más no ocurrirá.

De hecho, hoy más que nunca deberán aplicarse en esa tarea porque el gobierno federal que inicia funciones el uno de diciembre, ya dejó entrever que regateará los apoyos a municipios y Estados. Lo mejor es que desde ahora vayan buscando alternativas para conseguir nuevas fuentes de ingresos.

ASÍ ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorDIALOGANDO
Artículo siguienteOpinión pública