“Candidatos no se meten a fondo en tema educativo”

Considera investigadora

Sin propuestas que aborden a profundi­dad el complejo entrama­do educativo del país, los candidatos presidenciales están utilizando la reforma educativa como una es­trategia de campaña para buscar votos, sin que exis­ta una respuesta concreta a los problemas que en­frenta el sector. En medio, coincidieron especialistas, quedan atrapados los maes­tros mexicanos, quienes han quedado dañados de manera permanente por la manera en que se ha imple­mentado el cambio consti­tucional.

Catalina Inclán Espinosa, investigadora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (Iisue), consideró que los candidatos presidenciales han tenido que incorporar el tema de la reforma edu­cativa puesto que estaba presente en la agenda na­cional y no podían ser omi­sos ante el tema.

Dijo que aunque se revi­sara, hay temas que daña­ron al magisterio y no se pueden echar atrás, como el clasificar a los maestros entre idóneos y no idóneos, lo que se incorporó en la ló­gica de valoración interna de los maestros.

“Los maestros siempre han sido una fuerza políti­ca importante, por eso hay una relación o acomodo en­tre un partido y el sindicato [SNTE]. Hoy no sabemos si puedan hacer una diferen­cia, pero se entiende que es­tén en la agenda de las dis­cusiones. Este gobierno se encargó, de 2013 a la fecha, de mantener el tema en la agenda pública de manera permanente y no se puede evadir”, dijo.

La reforma educativa fue diseñada desde el Pacto por México para limitar al máximo el uso político que pudiera dársele a un sector de la población organizado y numeroso: