Candidatos luchan a “dos de tres caídas”

Contacto

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 12.- En el ring de la Ciudad de México se subieron a “pelear” por el poder los candidatos a la jefatura de Gobierno y líderes territoriales de Morena y el PRD.

En el Monumento a la Revolución, a un costado del edificio de la CTM, organización priísta, se instaló un cuadrilátero donde lucharon, de dos a tres caídas, Voto Chilango, en representación de la libertad del sufragio, y Tinaco Tricolor, defensor de la coacción y compra del voto. El réferi INE, de blanco, equilibraba la pelea.

Por su parte, el actor Daniel Giménez Cacho; el director de la película “Un día sin mexicanos”, Sergio Arau, y el candidato por el Partido Humanista, Marco Rascón, narraron el encuentro.

El réferi INE también se dio el tiempo de golpear a Voto Chilango; sin embargo, en el tercer round el luchador de rosa se repuso y ganó el primer encuentro.

En seguida, unas siamesas llamadas La Regente Claudia y La Jefa Alejandra salieron hacia el cuadrilátero; ambas peleaban entre sí y discutían sobre la tragedia del Colegio Rébsamen.

Tras ellas llegó el Chapulín Verde, representante de aquellos funcionarios que saltan de puesto en puesto. El Tomate de Coyoacán y el Camarón de Iztapalapa completaron el cuadro.

Ambos villanos, de acuerdo con los narradores, hacen de las suyas en esas delegaciones, donde avientan hasta “sillazos”.

Al cuadrilátero arribaron Súper María a favor de la legalización de la marihuana. Los Zombies de Saguayo llegaron con sus carteles a favor del acceso al agua.

Lucha estelar. Minutos después se presentó la pelea estelar entre Superbarrio, —interpretado por un joven que supuestamente lucha por el agua, la sustentabilidad, las causas sociales y los derechos—, y Batman, con el logo del PRI y a favor de la familia única.

Superbarrio, personaje creado por Marco Rascón, candidato del Partido Humanista, resultó victorioso. Al final logró quitarle la máscara y dejó al descubierto la cara del candidato priísta Mikel Arriola.

El show electoral concluyó con la participación de Francisco Barrios, “El Mastuerzo”, del grupo Botellita de Jerez, quien portando una banda presidencial cantó: “¡Quiero ser presidente para ver qué se siente. Soy más honesto soy muy corrupto, robaré lo más que pueda, pero eso es honestidad y tienen que votar por mí”.