C R ÓN I C A S P O L Í T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— A unos días de que se produzca el anuncio del plan nacional contra la delincuencia, que pondrá en marcha el nuevo gobierno federal de MORENA, el siniestro rostro de la violencia se asomó en la sede del Congreso de la Unión.

Se estaba celebrando la reunión plenaria de la cámara de diputados, cuando una legisladora de Veracruz, doctora de profesión, recibió por teléfono la noticia del asesinato de su hija de 22 años de edad, en el interior de un gimnasio.

La representante popular sufrió un ataque de histeria y sus compañeros cercanos corrieron a auxiliarla a su curul, pidiendo a gritos la presencia de médicos comisionados en el recinto.

La sesión plenaria fue suspendida entre exclamaciones de furia e impotencia de los diputados federales, conmovidos por la tragedia que envuelve a su compañera y que ellos compartieron por su cercanía.

La muchacha se llamaba Valeria y era estudiante universitaria. Un sicario entró al gimnasio de Ciudad Guzmán donde ella se ejercitaba, y le disparó hasta en nueve ocasiones, logrando asestarle algunos proyectiles en el cuerpo.

El senado, que también estaba sesionando, tuvo igual, un shock al conocer la noticia de la ejecución de la hija de la diputada federal de MORENA y abrió un receso para emitir una condolencia y la expresión dolida de su solidaridad.

Por supuesto, los miembros de las dos cámaras del Congreso de la Unión, de todos los partidos, hicieron un enérgico reclamo al gobierno federal, para que ordene una investigación que identifique sin demoras, a los autores del brutal homicidio y los capture.

El senador Alfonso Durazo Montaño iba a recibir ayer licencia para separarse del cargo y asumir en diciembre la Secretaría de Seguridad Pública, con la encomienda del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, de restaurar la paz y la tranquilidad en el país.

La ejecución de Valeria sacudió las fibras más sensibles de los cuerpos colegiados legislativos, y los movió a exigir al gobierno federal una revisión de sus estrategias contra los infractores de la ley, ante su evidente fracaso.

En la sesión anterior, el senador tamaulipeco Américo Villarreal Anaya presentó un punto de acuerdo con un exhorto dirigido a la Comisión Nacional de Seguridad, para que se frene la extorsión telefónica que se practica desde los centros penitenciarios, con la complicidad de los funcionarios.

Agregó el legislador victorense, que son casi cuatro millones de llamadas telefónicas con intenciones de chantaje los que se realizan cada año desde los penales, lo que da una idea de la magnitud del problema y de la colusión de los funcionarios del ramo.

El médico Villarreal Anaya pidió en su exhorto, dos cosas: que se instaure un programa que reduzca la introducción de equipos de tele-comunicación a los centros penitenciarios y que vigile el funcionamiento de los aparatos bloqueadores de señal.

Los teléfonos celulares en poder de reclusos hacen un promedio de 40 mil llamadas por semana, hacia todos los destinos del país, exigiendo el pago de rescate por supuestos o reales secuestros de personas.

El punto de acuerdo es de la autoría de Ricardo Monreal Ávila y Américo hizo énfasis en la importancia de que la Comisión Nacional de Seguridad la acate, pues son cientos de miles de familias mexicanas las que sufren este asedio, por culpa de la corrupción de autoridades penitenciarias.

Sobre el mismo tema pero en Tampico, el presidente municipal Jesús Nader reforzó la vigilancia en el centro histórico y centros recreativos, atendiendo el pedido de la ciudadanía y del comercio organizado.

La primera autoridad del puerto jaibo entregó bicicletas, cascos y equipo de seguridad personal a policías estatales e incorporó a 14 guardias privados que pagará el Ayuntamiento, para que colaboren en esta vigilancia.

En el evento estuvieron presentes representantes de la delegación regional de seguridad pública así como del comercio organizado, donde Chucho Nader ofreció seguir apoyando los esfuerzos del gobierno estatal y la sociedad, por conseguir un mejor entorno de convivencia.

En asuntos políticos, los diputados locales del PAN tuvieron ayer un entretenido ejercicio de auto-complacencias pues hicieron un informe de actividades pero para consumo interno pues no tuvieron invitados.

Glafiro Salinas Mendiola encabezó esta hoguera de las vanidades que por cierto, estuvo severamente vigilado hasta por guardias vestidos de civil en el interior del inmueble. Los panistas se felicitaron mutuamente por ser tan bonitos representantes populares.

Reynosa volvió a ser sacudida por la violencia, otra vez por el rumbo de la Universidad Tecnológica. Eventos escolares que se celebrarían en el Centro Cultural Tamaulipas, frente a la UTT, fueron cancelados, por falta de seguridad.

Persecuciones, balaceras, poncha-llantas, robo de vehículos con violencia, la misma rutina de los delincuentes, desquiciaron la actividad cotidiana de muchas colonias.

Cumplieron años el periodista de Valle Hermoso Juan Antonio Espinoza y el abogado, empresario restaurantero y ex jefe policiaco de Nuevo Laredo Sergio Sandoval Michel. Dante Singlaterry está otra vez de fiesta, pero ahora por los 17 años de su hijo del mismo nombre.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorLIBRE EXPRESIÓN
Artículo siguienteLOS PUNTOS SOBRE LAS…