C R Ó N I C A S P O L Í T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Decía a la prensa don Emilio Martínez Manautou en sus tiempos de gobernador, que respetaba su derecho a hacer preguntas, pero pedía que le respetaran a él su derecho a no contestar.

Era el médico cuando menos, cortés y elegante en su desdén para los representantes de la Opinión Pública.

Manuel Cavazos Lerma ha sido el más feroz enemigo de la prensa, pues utilizó toda la fuerza del Estado para hostilizar, perseguir, castigar, reprimir y hasta encarcelar a editores, reporteros, columnistas, sólo para demostrar su poder y presuntamente, para descargar su frustración social por haber sido pobre, chaparro, feo y antipático.

Egidio Torre Cantú igual no toleraba a la prensa pero no fue tan violento y cruel como Cavazos, pues su antipatía se concretaba a mantenerse aislado de los periodistas, sin conceder su confianza a ninguno. Simplemente no los “tragaba”.

Durante el sexenio anterior, el gobierno tricolor cumplió el compromiso institucional de mantener vigentes los convenios de publicidad autorizados por el Congreso local. El último año de su gestión hubo retenciones de pagos y otras irregularidades, que ahora dice Egidio que fueron responsabilidad de su vocero Guillermo Martínez García.

Hoy lunes, un organismo de España entregará un reconocimiento a periodistas mexicanos por haber coronado una exhaustiva investigación con la denuncia de una gigantesca estafa maestra, urdida por el gobierno federal para robarse miles de millones de pesos, del erario.

La estafa maestra es una red de corrupción gubernamental que en cualquier otro país del mundo, habría provocado un escándalo social que derivaría necesariamente, en la destitución y enjuiciamiento de prominentes figuras de primer nivel federal, incluidos rectores universitarios.

Pero en México no ocurrió nada de eso. El gobierno federal ordenó silenciar en la gran prensa los detalles del trabajo periodístico y hubo ocultamiento cómplice. Tampoco funcionaron los mecanismos constitucionales de equilibrio, regulación, fiscalización y contención, especialmente los del poder legislativo.

El 3 de mayo está instituido por la ONU como día de la libertad internacional de prensa, pero en México no tiene relevancia como tampoco el 7 de junio ni el 4 de enero, fechas que también están consagradas para el enaltecimiento del ejercicio de la libertad de expresión.

No tenemos problemas para cumplir este trabajo, descrito por Gabriel García Márquez como el oficio más hermoso del mundo. El problema es que políticos, funcionarios y el mismo gobierno, están inmunizados contra la crítica, la denuncia, el emplazamiento.

Hubo un tiempo en que la prensa inspiraba respeto y hasta miedo. La publicación de una nota podía a veces hasta tumbar a funcionarios. Pero desde los tiempos de Cavazos Lerma, los periódicos solo sirven para matar moscas, como lo decía él mismo, entre divertido y burlón.

¿Por qué o cómo fue posible que políticos y funcionarios le perdieron el respeto y el miedo a la prensa?, simple, el poder ejecutivo avasalla a los otros dos poderes (siempre ha sido así) y ordena que se hagan de la vista gorda cuando se revelan situaciones incómodas.

Desorden gubernamental, inseguridad, irritación social, demandas insatisfechas, denuncias sociales, son temas que denotan impericia, negligencia, incapacidad o llanamente, corrupción en la esfera oficial, por eso cuando se publican, se les ignora o se les oculta.

En temas políticos, René Juárez Cisneros no escarmentó en cabeza ajena pues reincide en errores de primaria, para hacer más honda la tumba de la candidatura presidencial. Hizo llevar a un mitin de Meade a Carlos Romero Deschamps, el Rey de la Corrupción, quien reconoció en su mensaje que “la casa está sucia” y urge limpiarla. Es como cuando El Jefe Diego pontifica sobre moral y ética.

En Tampico, la candidata independiente Margarita Zavala de Calderón llegó procedente de la Ciudad de México en un avión particular, de renta. Se apresuró a aclarar ante la prensa, que gastó menos que López Obrador en su reciente vuelo.

Mentira. El candidato de MORENA pagó un solo trayecto, en un viejo avión, en tanto que la esposa de Felipe Calderón Hinojosa, llegó en jet, contratado para cuando menos llevarla de la Ciudad de México a Tampico y luego a Matamoros.Ignoramos si usó de regreso un vuelo comercial, o el mismo taxi aéreo.

Todas las encuestas siguen mandando a la señora Zavala hasta el sótano (El Bronco no cuenta porque ni él mismo se toma en serio), y López Obrador sigue estando a la cabeza.

Mitofsky publicó sus números de abril relativos a la competencia nacional por la cámara de diputados. Concede a MORENA un 27.4 por ciento de preferencias, contra un 34.4 del PAN y apenas un 22.1 del PRI.

Otras casas especializadas en mediciones estiman que el PAN ganará las senadurías uninominales en Tamaulipas, mandando al segundo lugar a MORENA y a una tercera posición al PRI. Implica que Américo Villarreal Anaya sería senador de primera minoría.

En Nuevo Laredo, redes sociales recogieron intenciones del voto para presidente municipal, exhibiendo como favorito a Ramón Garza Barrios, de MORENA, el panista Enrique Rivas Cuéllar en segundo lugar, y hasta el sótano, Daniel Peña Treviño, del PRI.

En Reynosa, el candidato José Ramón Gómez Leal, de MORENA, ya empezó la campaña pero contra su contrincante panista Maki Ortiz Domínguez, pues sus empleados suben a redes sociales notas negativas de la ciudad, responsabilizándola a ella hasta del mal tiempo imperante.

JR se cuida de no involucrar en los problemas sociales de Reynosa al gobierno estatal, panista (especialmente la inseguridad), pues tiene prometido que si resulta electo como alcalde, llevará una “excelente relación” con su cuñado Cabeza de Vaca.

Cumplen años Ignacio Guerrero Doria, Ricardo Flores, de Nuevo Laredo; doña Mónica, madrecita del colega victorense Carlos Pineda; y Raquel, 26 años, hija del abogado y activista social Guillermo Gutiérrez Riestra, quien la sigue buscando pues desapareció hace siete años.

En tanto que Miguel de la Rosa Medrano prepara la publicación de su nuevo libro, ahora de poesías, “Si existe el aire, existe la poesía”. No tiene nada que ver con esta producción literaria, pero nos hizo recordar el viejo y escueto poema de Catón, alias Armando Fuentes Aguirre:

“Volaba sobre el río Potomac, cuando de pronto ¡pac!”

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail..com

Compartir
Artículo anteriorLIBRE EXPRESIÓN
Artículo siguienteOpinión publica