C R Ó N I C A S    P O L Í T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

 

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— En otros temas, MORENA publicó ayer la convocatoria para la elección de candidatos a diputados locales, pero ninguno de sus directivos se tomó la molestia de convocar a la prensa, para glosarla.

 

De hecho, se trata de la misma mecánica usada en el proceso electoral anterior. Está dispuesto que reservarán algunos de los 22 distritos para candidatos que no sean militantes.

 

Habrá registro de aspirantes a candidatos, afiliados, que se someterán a votación en sendas asambleas distritales, donde se escogerá hasta a diez de ellos (mitad varones, mitad mujeres), para luego ser sometidos a una criba de escrutinio público.

 

Se trata de una Comisión de Encuestas, que practicará sondeos, estudios de opinión, análisis y dictámenes, para favorecer a los mejores perfiles, con decisiones inapelables.

 

La integración de la lista de candidatos plurinominales se hará por insaculación.

 

Hay una cláusula en la convocatoria de MORENA, que prohíbe que los aspirantes hagan acusaciones (sic) contra el partido, sus órganos de dirección, otros aspirantes o protagonistas.

 

También está prohibido que los aspirantes cometan actos de violencia, física o verbal, contra otros miembros o el patrimonio del partido, bajo la advertencia de que quienes cometan estas infracciones, perderán el registro de sus aspiraciones a candidatos.

 

Ojalá haya ahora más seriedad que en la encuesta del proceso anterior, donde JR fue inscrito como pre-candidato a presidente municipal, luego para senador de la República, más tarde para diputado federal y a final de cuentas, apareció en la boleta municipal. Para ser derrotado con una diferencia de ¡50 mil votos!

 

Por el rumbo del ISSSTE, el médico Eduardo Martínez Bermea tomó posesión como nuevo delegado, en sustitución de don Juan Manzur Arzola, que mereció reconocimiento y gratitud por su eficiente desempeño.

 

En tanto que es un escándalo que tendrá grandes y positivas repercusiones en Tamaulipas, la solicitud de amparo de la justicia federal firmado por Carlos Romero Deschamps, que teme ser detenido a pesar de que todavía no lo busca la justicia.

 

El corrupto propietario del sindicato petrolero tiene en Tamaulipas dos socios y cómplices que seguramente caerán con él, llegada la hora. Se trata de Esdras Romero, de Ciudad Madero, y Moisés Balderas Castillo, de Reynosa.

 

Son parásitos de la política que amasaron cuantiosas fortunas a la sombra del poder sindical de Romero, que está en la antesala de la cárcel por los ilícitos que le atribuyen, relacionados con el robo de combustibles.

 

Desde los tiempos de otro corrupto, La Quina, el sindicato petrolero tenía el monopolio de la transportación terrestre de los productos de PEMEX, que cumplía a través de una red de distribución con pipas.

 

El STPRM perdió en 2013 el monopolio, se amparó y hasta usó la violencia para impedir que las empresas llegaran con sus pipas para cargar gasolinas, pero finalmente se resignaron a la pérdida de esa mina de oro.

 

En la petición de su amparo, Romero Deschamps pidió que le fijen una fianza barata, chiquita, porque dice que anda jodido de dinero. Es un gran cínico. Y fíjese el lector lo que son las cosas, reprochaban que el nuevo director de PEMEX es ingeniero agrónomo, no petrolero, pero tuvo la voluntad política de terminar con la corrupción.

 

En la nota roja tenemos el fulminante desmentido que emitió el gobierno estatal, panista, de la renuncia del secretario de Seguridad Pública, contralmirante Augusto Cruz Morales, publicada en redes sociales.

 

Revisamos el currículum del funcionario y volvimos a impresionarnos, porque se trata de un marino altamente calificado, pues ha sido coordinador de los centros de fusión de inteligencia de la Secretaría de Gobernación.

 

También se desempeñó como director general de la agencia de investigaciones, de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León, amén de haber manejado la Secretaría de Seguridad Pública de Monterrey.

 

En Nuevo León, el secretario de Seguridad Pública, un señor Fasci, descubrió un nido de corrupción en la dirección administrativa, y la eliminó. Despidió a 80 agentes por estar ligados a delincuentes y la limpia alcanzó a los penales.

 

En Cadereyta, los internos tenían hasta un laboratorio para procesar drogas.

 

Cuando Egidio Torre Cantú cobraba como Gobernador, policías estatales lo coparon en la residencia oficial porque sus subalternos, desde Herminio Garza Palacios para abajo, no resolvieron el problema del jineteo de sus viáticos y otras prestaciones.

 

Ayer en Ciudad Victoria apareció el cuerpo de una mujer, asesinada a cuchilladas, en una calle de la colonia CANACO, y en otro episodio, un muchacho murió de un balazo en la cabeza.

 

En Ciudad Miguel Alemán no fueron 19 los abatidos en una ranchería, sino 24, la mayoría calcinados. Y en Reynosa, tres policías fueron heridos en una emboscada, y tres más resultaron heridos en un choque de su patrulla con la camioneta de una familia.

 

Y por el rumbo de Santa Engracia reportan levantones y ejecutados.

 

Cumplen años Alfredo García Becerra, la ingeniero Elvia Guadalupe Treto Martínez, Leonel Galván, el abogado Sergio Quiroga y el periodista Francisco Martínez, ambos de Río Bravo.

 

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com