C R Ó N I C A S    P O L Í T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

 

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Xicoténcatl González Uresti quiso ser presidente municipal de Ciudad Victoria sin tener una preparación básica para emprender una gestión edilicia. Simplemente se le antojó incursionar en la cosa pública y consiguió el triunfo en un segundo intento en las urnas.

 

El problema es que se le escapa de las manos el manejo de los asuntos y no tiene carácter ni ánimo para conciliar, concertar, convencer, de tal manera que se pelea con todos.

 

Adicionalmente, Xico tiene afición por la equitación, los bailes, la cantada y otras diversiones que a veces deben practicarse en privado cuando se tiene una investidura gubernamental, para que no se preste a burla, chacoteo, escarnio.

 

Una dama perteneciente al Cabildo, preguntó por el número de baches eliminados y Xico respondió airado, que la prensa debió publicar que él ha arreglado en apenas un mes, un número superior de calles de las que hizo en dos años el anterior presidente municipal, Óscar Almaraz Smer.

 

 

En la misma sesión, síndicos y regidores aprobaron mantener a Francisco Ramos Aguirre, como cronista oficial de la ciudad, luego de que se anunció su despido. Una magnífica repulsa ciudadana, obligó al Ayuntamiento a dar marcha atrás en su pretensión de poner en ese cargo a otra persona.

 

Paco Ramos Aguirre hizo una espléndida gestión como cronista, que tuvo un espontáneo respaldo de segmentos de la sociedad, que obligó a Xico a confirmarlo en esa responsabilidad.

 

También tiene Xico problemas de orden político, pues le atribuyen estar coqueteando con MORENA para que le den a su hija una candidatura a diputada local.

Reynosa y Nuevo Laredo volvieron a ser zonas de guerra, con abatimiento de pistoleros, soldados heridos y estudiantes como daño colateral, afortunadamente esta vez, sólo con heridas producidas por esquirlas de balas.

 

En Ciudad Victoria hubo otro ejecutado en su propia casa, en la Colonia Francisco I. Madero. Trató de refugiarse en la regadera, pero hasta allá lo siguieron los sicarios para llenarle el cuerpo de plomo.

 

Por el rumbo del PRI, la presidenta Yahleel Abdalá Carmona dio las gracias al secretario de finanzas Jesús Ávila pues tiene reservado el cargo para otro recomendado. Juan Machuca Valenzuela fue removido de la secretaría de organización, a secretario técnico, pero él sí aceptó.

 

Cumplió años la periodista de Nuevo Laredo Alma Cárdenas, y XV años la nieta de Juan Carlos Pérez Guerra, Lilia Guadalupe. También el abogado Mario Guadalupe Longoria Garza, de Río Bravo, y Eduardo Mancilla, a quienes sus amigos ven con cara de diputado local. Muy allegado a Baltazar Hinojosa Ochoa.

 

Día de fiesta también para el médico Juan Mansur, delegado federal del ISSSTE, y para el abogado Jesús Collado Martínez.

 

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorSEÑAL POLÍTICA
Artículo siguiente   DIALOGANDO