C R Ó N I C A S P O L ÍT I C A S

Otro artístico video-clip de Juan Diego Guajardo

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI)— Sergio Guajardo Maldonado y AÍda Zulema Flores Peña fueron confirmados como presidente y secretaria general del PRI tamaulipeco, para durar allí hasta después de las calificaciones de las elecciones generales de 2018, es decir, hasta julio del año entrante.

Ambos dirigentes partidistas concluyeron ayer sus respectivas gestiones, él en sustitución de Rafael González Benavides, pero por estar en marcha un proceso electoral no pueden ser reemplazados, recibiendo automáticamente el beneficio de la convalidación, confirmación, ratificación.

Un importante sector de la menguada familia revolucionaria, no está seguro de que sea útil la permanencia de ambas personas al frente del partido tricolor, pues no han podido acreditar trabajo, resultados, beneficios, sino todo lo contrario.

Aída Zulema dejó quebradas las finanzas cuando cesó a regañadientes como interina, y Sergio ha cumplido el papel que todos esperaban de él, como una pieza instalada al alimón por Torre y los vientos del cambio. Medianía e intrascendencia.

El PRI está desdibujado, venido a menos, en bancarrota, sin liderazgo, rumbo ni dirección. Con un agravante, no se atreve a enjuiciar, denunciar, descalificar, llamar a cuentas ni reprochar, conductas, del gobierno estatal, panista.

Congruente con este entreguismo, subordinación y mansedumbre, la bancada parlamentaria tricolor que encabeza Alejandro Etienne Llano, también es obsecuente, obsequiosa y complaciente con todo lo que le ordenan desde el poder ejecutivo local.

El PRI prefirió la vía fácil del dejar hacer, dejar pasar, alimentando la fantasía de que recuperarán espacios en las elecciones de 2018 aunque ni tienen claro sus dirigentes con cuáles cartas van a jugar.

Egidio Torre Cantú está sobre-dimensionado por sus propios adoradores que van en romería hasta Nuevo León a rendirle pleitesía hipócrita y a buscar que los apoye para ser candidatos.

Él simplemente se deja querer y los alienta a seguir picando piedra. Torre vuelve a estar en el ojo del huracán, ahora con la sensacional revelación del Grupo Reforma, de que integró con sus colegas de Veracruz y Chihuahua, una red de corrupción, para triangular recursos federales para financiar campañas electorales.

Lo que no se ha confirmado, todavía, es que el dinero oficial sí se distrajo y se gastó en campañas, pero no de los candidatos del PRI, sino los del PAN, en esas tres entidades federativas.

Por eso no es extraño que el Gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral, dirija un vehemente llamado al Presidente Enrique Peña Nieto, donde le pide que no ceda a los chantajes (de su antecesor César Duarte) y que autorice su extradición.

Se le olvida a Corral que Peña Nieto no es ministerio público pero además, desmiente el mandatario panista, que el PRI esté involucrado en la triangulación del dinero, y se afana en limpiar su nombre.

Javier Corral repite: sí existió la triangulación del dinero, pero no intervino el PRI.

Ayer le preguntaron los periodistas a Sergio Guajardo Maldonado, sobre esta nueva denuncia de corrupción contra Egidio Torre Cantú, pero se negó a opinar porque, dijo, es sólo una nota informativa.

En otros temas, el PAN-gobierno está desplegando una intensa campaña de posicionamiento político especialmente en Reynosa.

Concentraron en Reynosa a casi todo el Gabinete para auto-ensalzarse dizque por haber superado retos en el gasto de obras básicas y elementales como un foco, una toma de agua, un bache, pero que según ellos, resuelven las necesidades de la gente y le impedirán delinquir.

Gerardo estaba pre-destinado para el Senado o para la jefatura del Cabildo de Reynosa, pero hay una obstinación en lanzar a Ismael García Cabeza de Vaca para la cámara alta del Congreso de la Unión.

Tendrá otro problema el PAN-gobierno en la zona que domina la Columna Armada Pedro J. Méndez, pues sus dirigentes ya escogieron candidatos para Hidalgo, Villagrán y Mainero y además en un montón adicional de municipios.

El que no sufre ni se acongoja es el presidente municipal de Río Bravo, Juan Diego Guajardo Anzaldúa, que acaba de reventarse otro video-clip, con un tema musical pegajoso y divertido.

El tema es su desempeño edilicio y el apoyo que ha recibido para bien cumplirlo, de parte del Presidente Peña Nieto y de los diputados federales, nomás.

Por cierto, la primera dama de Río Bravo, señora Rosalva Viera, visita colonias populares para presentar el programa Navidad en Familia, con comida, música, regalos y funciones artísticas e infantiles, que disfrutan adultos y pequeños.

Por el rumbo de Nuevo León, otro Gobernador decepcionante, Jaime Rodríguez Calderón, confirmó que se separa del cargo para ir en la búsqueda de firmas suficientes que le permitan el registro como candidato independiente a Presidente de la República.

El Bronco engañó a la gente con promesas como el combate a la corrupción, la liquidación del impuesto sobre tenencia de vehículos y otras patrañas, y ya se va cuando no cumplió ni el segundo año en el cargo.

Así son de mugrosos algunos políticos.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorLIBRE EXPRESIÓN
Artículo siguienteHUMO BLANCO