C R O N I C A S P O L I T I C A S

0
78

Reaparecen Balta y Edgar en Matamoros

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Cuando el PRI estuvo en el poder, inventó un gran número de trucos para destantear a su enemigo histórico, el PAN, y gobernar a sus anchas, sin los estorbos de una molesta e incómoda supervisión cargada de malicia y ganas de fastidiar.

Pues ahora que el PAN gobierna en Tamaulipas, en lugar de corregirlos, aprovecha muy bien algunos de estos trucos para devolverles la dosis de totalitarismo y supremacía que caracterizaron a los gobiernos del PRI.

Tomemos como ejemplo el manejo del poder legislativo. Siempre se quejó el PAN de que el Congreso local aplicaba un mayoriteo de votos (la aplanadora, lo llamaba) para hacer aprobar las iniciativas del PRI, despreciando las opiniones y posturas de los diputados de oposición, mandándolas a la congeladora.

También les parecía a los panistas un abuso contra la sociedad, que los diputados trabajaran sólo la mitad del año y el resto se la pasaran en receso, de vacaciones.
Bueno, todo sigue igual en el funcionamiento del poder legislativo, con la diferencia de que el mayoriteo de votos lo ejerce el PAN, pues es gobierno.

Por el rumbo de la UAT, los catedráticos de la facultad de derecho y ciencias sociales de Tampico asistieron a un curso en materia de técnicas básicas de Litigio Oral Penal, para fortalecer la actualización en la importante materia.

El director del plantel Enrique Maza Mejía informó que el programa busca la formación en técnicas de la ABA Roli México (Asociación Americana de Abogados), y participaron 30 profesores de la licenciatura en derecho.

El licenciado Javier Carrasco Solís es un instructor certificado de ABA Roli, y tuvo a su cargo compartir con los docentes jaibos sus conocimientos, destrezas y conceptos de litigación oral, que son indispensables para el correcto funcionamiento del sistema penal acusatorio de México.

En temas políticos, Yahleel Abdala Carmona y Alejandro Guevara Cobos, iniciaron el sábado en Matamoros la pre-campaña por las candidaturas al Senado, y escogieron esa ciudad en homenaje a la buena gestión edilicia de Jesús de la Garza Díaz del Guante.

La sorpresa es que estuvieron en el arranque de la campaña Baltazar Hinojosa Ochoa y Edgar Melhem Salinas, y sus amigos creen que les hicieron manita de puerco para obligarlos (moralmente) a asistir y comer sapos.

Tuvo más vergüenza Sergio Guajardo Maldonado pues estuvo ausente y ni siquiera envió representante. Igual desprecio exhibió el presidente estatal del PRI el domingo, en Río Bravo, donde se repitió el mitin de pre-campaña, también con acarreados.

Baltazar desistió de acompañarlos en Río Bravo pero Edgar Melhem no pudo zafarse del compromiso, pues es su casa paterna. Se llevó más aplausos el presidente municipal Juan Diego Guajardo Anzaldúa.

Por el lado del PAN, Eduardo Hernández Chavarría salió infructuosamente del PRI pues no será candidato del PAN a la presidencia municipal de Tampico, dado que se pronunció públicamente a favor de Chucho Nader.

Lalo fue diputado local tricolor, coordinador estatal de la Fundación Colosio, pero renunció en búsqueda de una nominación azul, que no cuajó, todavía.

En Altamira, otro ex priista y actual diputado local del PAN, Ciro Hernández Arteaga, insinuó que estrenará partido pues no se resigna a la reelección en la presidencia municipal de otra ex priista, Laura Amparan, y buscará derrotarla en las urnas.

Amparan será vuelta a postular por el PAN a pesar de que es su marido, el ex presidente municipal priista Juvenal Hernández, el que tiene en las manos el hilo del poder, con resultados desastrosos pues la ciudad parece zona de guerra.

La corrupción prevalece en Altamira especialmente en la dirección de tránsito, pero el consuelo de Amparan es que el mal está extendido a Tampico y Ciudad Victoria, en grado superlativo.

Magdalena Peraza Guerra halló un modo singular de abatir la corrupción en tránsito¨: prohibió que los agentes salgan de noche a las calles. Y en Altamira, una denuncia ciudadana produjo el cese de dos “mordelones”.

En otros temas, el gobierno del Estado y el INE juran que la narco-violencia no causará problemas al proceso electoral, pero MORENA pospuso sus asambleas informativas, justamente porque no hay condiciones de seguridad.

Y crece el número de difuntos. Asesinaron a un médico dentista a puñaladas en Altamira, empleado del DIF. Hubo más ejecuciones en Ciudad Victoria, incluido un niño, en Matamoros y Reynosa.

En Reynosa ocurrieron tres episodios diferentes de violencia, muy extraños, de los cuales mañana daremos cuenta y que dejan en entredicho a los agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

Uno de estos casos es el del “suicidio” de una muchacha pero cuyo cuerpo recibió dos impactos de bala. El arma no fue hallada en el lugar. El otro es el del descubrimiento de un taller mecánico donde desmantelaban carros robados. El único delincuente presente escapó en las narices de la nube de policías.

Y el tercero es del caso de una camioneta van chocada donde horas más tarde descubrieron la mitad de una mano y un dedo completo desprendido en el vehículo, envueltos en una bolsa. Los brillantes ministeriales deducen que es producto de la mutilación que sufrió el chofer, en el accidente.

Cumplió años don Enrique Cárdenas González, ex senador de la República, ex sub-secretario de Hacienda, ex gobernador de Tamaulipas. Su amorosa esposa Bertha del Avellano y sus hijos lo festejaron.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.

Compartir
Artículo anteriorLIBRE EXPRESIÓN
Artículo siguienteHUMO BLANCO