Ancianos abandonados abundan en valle hermoso

0
33

Por Arcadio Treviño G.

Lamentablemente es común ver por las calles de la ciudad a personas de la tercera edad, hombres o mujeres que afanosamente buscan la forma de conseguir alimento; decenas de ellos buscan comida en la basura, levantan aluminio o piden limosna.Esa es la triste realidad de estas personas de la tercera edad, que han sido abandonadas a su suerte por sus familiares, lo lamentable es que las calles de la ciudad son su hogar en la mayoría de los casos. Este medio informativo una vez más, pone de manifiesto la necesidad de que verdaderamente sean tomadas en cuenta estas personas mayores de edad, proporcionarles apoyo, techo y de ser posible un empleo que les ayude a sobrellevar su existencia.


Esta es una problemática que ha crecido mucho en la ciudad, es triste y lamentable ver a tantas personas que hace años fueron productivas, que tuvieron su familia, hijos y ahora están totalmente solas, abandonadas a su suerte. Esta situación le atañe directamente a las autoridades correspondientes, cuando se habla de personas de la tercera edad es en términos generales, no solamente las que pueden ser llevadas y recogidas en los centros de atención, la cobertura debe alcanzar para todos, principalmente para estos que se han descrito. Es inconcebible que personas que tuvieron familia e hijos, ahora tengan que buscar sus alimentos en los botes de basura, vender objetos para sobrevivir, o tener que trabajar para mantenerse, mientras que los que vieron crecer y les dieron escuela, hoy los tienen en el vil abandono.