AMLO promete decreto para no reelegirse en 2024

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 15 (EL UNIVERSAL).- Luego de la aprobación de la revocación de mandato y el rechazo de la oposición en el Legislativo, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmará un compromiso para no reelegirse y concluir su mandato en 2024, bajo el argumento de que no es “un ambicioso vulgar”.

En rueda de prensa en Palacio Nacional, el mandatario se calificó como maderista y respondió a sus críticos con la frase del expresidente Gustavo Madero: “Sufragio efectivo, no reelección”.

“[En el documento] voy a decir que soy partidario de la democracia, que estoy de acuerdo con la máxima de: ‘Sufragio efectivo, no reelección’; que soy maderista, que es uno de los hombres [Francisco I. Madero] que más admiro, que como se le ha denominado, así le llamo, El apóstol de la democracia y que no soy un ambicioso vulgar, que voy a servir, si lo decide el pueblo, seis años, y que a finales de 2024 termino mi mandato. Atentamente: Ya saben quién”, aseguró.

Esto, luego de que la oposición en el Congreso ha acusado que con la revocación de mandato, aprobada en San Lázaro, el Presidente aparecerá en la boleta electoral en las elecciones de 2021 para consultar a la ciudadanía si continúa en el cargo, lo que fue señalado como un ensayo de reelección para 2024.

“Bueno, escuché el planteamiento que hicieron legisladores, hablando de que era un ensayo de reelección. El lunes voy a poner aquí un compromiso de que no voy a reelegirme, firmado, tengo palabra, lo que estimo más importante en mi vida es mi honestidad, pero de todas maneras voy a hacer ese compromiso público”, afirmó.

Sobre la presentación de pruebas con las que Hacienda denunció una red de empresarios que financiaron una campaña negra en 2018, López Obrador afirmó que no busca pleito con nadie, sólo que se sepa que el gobierno no permitirá “trampas, triquiñuelas” y fraudes electorales.

“Sí se sabía cómo se agrupaban, iban a tratar de convencer al presidente [Enrique] Peña para que ayudara en una alianza, que se unieran en contra de ya saben quién”, dijo.

En otro tema, el presidente López Obrador rechazó cualquier tipo de injerencia de su gobierno en la elección interna del PRI. Aclaró: “No me meto en eso, ni me pasa por la cabeza, no lo tengo en mi pensamiento, no me ocupo de eso”.

López Obrador aclaró que como presidente no tiene por qué meterse en la vida interna de un partido político. Incluso, aceptó, no conoce a muchos dirigentes de partidos.

“Qué ganó con eso, nada más me desacredita, me vuelvo indigno, me contradigo, me vuelvo hipócrita”.

Al respecto de las agresiones contra soldados por parte de ciudadanos, el Jefe del Ejecutivo federal instruyó a miembros del Ejército y Marina a que no caigan en provocaciones y no haya confrontación con la ciudadanía.

Dijo que la resistencia a la participación del Ejército y Marina es porque estaba muy arraigado el apoyo de la gente a quienes se dedican a actividades ilícitas, en este caso el huachicoleo.

Precisamente por la inseguridad, el Presidente también exhortó a los gobernadores a levantarse temprano para atender ese tema en sus estados y que no deleguen esas tareas al gobierno federal.

Dijo que no es para “cucar” a nadie, pero “si todos los gobernantes estamos temprano atendiendo el problema de la inseguridad y la violencia, se avanza”.

El presidente cambió su agenda común de asistir a giras a los estados y este fin de semana organizará los foros con ciudadanos y especialistas —durante sábado y domingo— para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo o, cómo él mismo lo llamó, el proyecto posneoliberal.