Amenazas, acusaciones y pocas propuestas

En el último ejercicio de más de dos horas realizado en Mérida, Anaya retó a AMLO, este sugirió a sus posibles titulares de Ciencia y de Salud, Meade mostró una “película” de Obrador y “El Bronco” hasta pidió besos

 

Después de más de dos horas concluyó el tercer y último debate presidencial, en el Gran Museo del Mundo Maya, en Mérida, Yuca­tán.

Ricardo Anaya reiteró sus cuestionamientos en contra de Andrés Manuel López Obrador. En una de las intervenciones, lo acusó de tener “contratis­tas favoritos” como lo ha hecho el priismo y mos­tró una imagen de López Obrador con el ingeniero Riobóo. “¿Sí o no cuando fuiste jefe de gobierno se le otorgaron contratos por adjudicación direc­ta por 170 mdp?”, “¿Si te muestro los contratos renuncias a la candida­tura?”. A lo que el more­nista respondió: “no tiene sentido lo que planteas, yo no soy corrupto como tú”.

En el tema económico, el candidato del Frente se­ñaló que no incrementará los impuestos para tener un mayor crecimiento económico y aprovechó para proponer una Fis­calía que investigue al presidente Enrique Peña Nieto, por posibles actos de corrupción. “He sido blanco de una campaña brutal (…) pero no les ten­go miedo”, dijo. También rechazó haber votado a favor del incremento a la gasolina, tal como acusó López Obrador.

Con papeles en mano, el candidato Ricardo Anaya se defendió de las acusa­ciones de José Antonio Meade y lanzó la amena­za de que el ex secretario de Hacienda “enfrentará a la justicia”, junto con el presidente Enrique Peña Nieto por los casos de Ayotzinapa, la Casa Blan­ca y la Estafa Maestra.

Anaya le enseñó a Mea­de la resolución del Tribu­nal Electoral que lo libra de acusaciones penales y también la copia de un decreto que relaciona al gobierno de Peña Nieto con la empresa brasileña Odebrecht.